¿Por qué el tributo de Madonna a Aretha Franklin en los MTV VMAs fue tan criticado?

Bien dice el dicho que dos egos tan grandes no pueden caber en la misma habitación pero, ¿qué hay cuando en vez de egos, son legados, grandes artistas que marcaron a la música dentro de su propia época, su propio género? Algo así fue lo que ocurrió anoche, cuando Madonna tomó el escenario de los MTV Video Music Awards 2018 para rendirle tributo a “la reina del soul”, Aretha Franklin, quien murió el 16 de agosto -el mismo día que la reina del pop cumple años- tras perder la lucha contra el cáncer de páncreas. 

Originalmente la cantante iba a presentar al ganador de Mejor Video de los VMAs y, antes de eso, hizo uso del micrófono para recordar los inicios de su carrera. “Aretha Franklin cambió el curso de mi vida”, inició Madonna con su discurso para después relatar cómo fue que a los 18 años audicionó para pertenecer a un grupo de bailarines de apoyo en Nueva York. Esto después de haber dejado Detroit con “35 dólares en el bolsillo”. 

La canción que eligió para dicha audición fue “(You Make Me Feel Like) A Natural Woman”, de Aretha Franklin. “‘No necesito una partitura’, dije, ‘Me sé la canción de memoria, la cantaré a capella’. Pude ver que ellos no me tomaban en serio, ¿y por qué deberían? Una chica blanca flacucha va a llegar ahí, a cantar una canción de una de las intérpretes del soul más grandiosas que ha vivido ¿a capella?”, relató y, casi al final de su discurso, añadió: “Nada de esto pudo haber sucedido, hubiera pasado, sin esta señorita del soul. Ella influenció a tantas personas que están aquí esta noche, y quiero agradecerte, Aretha, por empoderarnos a todos nosotros. R-E-S-P-E-T-O, larga vida a la reina”. 

Muchos aplausos luego de las palabras de Madonna, sin embargo, hoy los encabezados de los medios de comunicación no alaban, sino critican a la reina del pop por su discurso ególatra y egocéntrico, por haberse centrado más en ella que en Aretha, quien debió de haber sido la protagonista dentro de ese discurso aparentemente anecdótico y empoderador. 

De acuerdo a Consequence of Sound, Madonna hizo referencias a sí misma más de 70 veces. Incluso la página web contó todos los “I” y “My” (Yo, mi) que dijo la cantante durante su discurso, y concluyó que de Aretha Franklin solo hizo cuatro menciones. 

Pero CoS no fue el único medio que criticó a la intérprete de “Like A Virgin”, los fans mismos comentaron en redes sociales lo mal que lo hizo Madonna pues al final, en vez de rendirle tributo a Aretha se rindió tributo a sí misma. “La gente está molesta del tributo de Madonna a Aretha Franklin en los VMAs porque básicamente fue sobre ella no Aretha. ¿Qué piensan?”, se lee en un tuit donde está completo el video de ese momento que duró poco más de dos minutos. 

El tributo de Madonna a Aretha Franklin es una historia de ella misma con el conocimiento o información de que ella amaba el disco “Lady Soul”. 

No puedo esperar a que Aretha reciba un VERDADERO tributo en los Premios Soul Train, porque esto fue una falta de respeto.

Lo siento pero ese discurso de Madonna se sintió muy ensimismado en el contexto de rendirle tributo a la gran Aretha Franklin. 

Creo que Madonna eligió el tributo a Aretha Franklin como una oportunidad para dar un largo discurso sobre cómo fue que llegó a la fama y mencionó a Aretha como por tres segundos.

Leyendo todo el discurso que dio Madonna una cosa es cierta: Aretha fue una de sus artistas favoritas y por eso la eligió para esa audición que más tarde la llevaría a París y sería el comienzo de una carrera fructífera pero, si lo piensas bien, así como eligió a Aretha pudo haber elegido a cualquier otro cantante. ¿Acaso no todos tenemos un artista favorito? ¿Acaso no todos los artistas tienen otros artistas o músicos favoritos? Sin embargo, no por ello es que hayan saltado a la fama —a menos que ese ídolo les haya dado la oportunidad dentro del medio, claro—. No por hacer un cover es que las personas son conocidas y en el caso de Madonna, Aretha fue un pretexto, una forma de traerla a colación dentro de su discurso, pero en ningún momento mencionó cómo fue que la llegó a escuchar, lo que esa canción o ese disco significó en su vida —más allá de la audición—. Tampoco mencionó algo sobre la carrera de Aretha, de si alguna vez la conoció, de si en algún punto le contó esa anécdota. Nada. Solo se centró en ella y en los inicios de su carrera. 

Un tributo, más allá de mencionar lo que un artista representó a nivel artístico y personal, consiste en recordar porqué esa persona es grande, porqué su impacto dentro del arte, de la vida, de sus seguidores. Madonna lo intentó pero de una manera pobre y egocéntrica. Es ahí donde surgen las preguntas: ¿qué no estamos viendo la decadencia de una artista que sí, tuvo épocas gloriosas, pero que hoy busca a toda costa llamar la atención y ser el centro de atención? ¿Una artista que ya no es artista sino la copia de la música que suena hoy día? Para muchos eso es Madonna y anoche, en los VMAs, ella se encargó de confirmarlo.

Comentarios