El papa Francisco se reunirá con víctimas de la iglesia en Irlanda

En medio del escándalo y las revelaciones del informe del gran jurado de Pensilvania sobre los casos de abuso sexual por parte de sacerdotes contra niños y niñas, el papa Francisco se reunirá con un grupo de víctimas de la iglesia en Dublín, Irlanda, en el Encuentro Mundial de la Familia.

Y en la Catedral de Dublín, el papa ofrecerá oraciones para las víctimas de abusos, sin embargo, el reclamo ha sido para que el Vaticano emprenda acciones legales contra los sacerdotes pederastas.

De acuerdo con Greg Burke, portavoz de la Santa Sede, la visita será el 25 y 26 de agosto, en uno de los países que ha registrado casos de abusos sexuales y crímenes por parte de los representantes de la iglesia católica —en Irlanda, se sabe que existía una coordinación entre los sacerdotes que encubrían los crímenes, la policía y el Estado mediante la omisión—.

En 2009 se dio a conocer un informe presentado por Dermot Ahern, en ese entonces ministro de Justicia, que daba detalle sobre cómo la iglesia coordinaba el ocultamiento de los casos, entre los sacerdotes, la policía y el propio Gobierno.

Todo con el fin de no desacreditar a la “institución” ante las peticiones para que se atendieran los casos de mujeres, niños y niñas que sufrieron los crímenes tanto de sacerdotes como de monjas irlandesas.

Mientras la cicatriz ha quedado abierta en la República de Irlanda, se espera que el papa Francisco dé un mensaje sobre los hechos que sucedieron desde 1940 en Pensilvania, Estados Unidos. Sin embargo, hasta el momento el portavoz del Vaticano dijo que sólo se abocará… a los temas del Encuentro Mundial de la Familia.

Por lo pronto, en una carta dirigida a los “católicos del mundo”, Francisco habló acerca del informe que revela que 300 sacerdotes abusaron sexualmente de más de mil niños en Pensilvania. En su carta, el papa “condenó” los hechos, ante una comunidad que espera que más allá de las condenas se juzgue penalmente a los pederastas y las autoridades eclesiásticas dejen de encubrir casos como estos.

Lo que se pide, es que haya una acción jurídica en vez de la contención y los lamentos, no sólo en Estados Unidos, sino también en Chile y Australia, por ejemplo.

**Foto de portada: Daniel Ibáñez // ACI Prensa.

Comentarios