Fallece fundadora de Abuelas de Plaza de Mayo, sin haber encontrado a su nieta

Vivió el “Proceso de Reorganización Nacional”, se enfrentó a las decenas de casos de personas desaparecidas en Argentina, sufrió la pérdida de su hijo a manos y pasó gran parte de su vida en busca de su nieta Clara Anahí sin lograr encontrarla… María Isabel “Chicha” Chorobik de Mariani, una de las fundadoras de Abuelas de Plaza de Mayo, falleció a los 95 años.

Además de ser fundadora de la organización civil Abuelas de Plaza de Mayo, que fue propuesta al Premio Nobel de la Paz, “Chicha” fue una de las figuras más importantes en la lucha social argentina, durante y después de la dictadura militar -1976-1983-.

María Isabel no pudo sobreponerse a un accidente cerebrovascular, que sufrió el pasado 7 de agosto, y finalmente se reportó su fallecimiento el día de ayer, en lo que constituyó una gran pérdida para el movimiento social en pro de la búsqueda de sus familiares desaparecidos.

“Chicha”

María Isabel fue una de las 12 fundadoras de Abuelas de Plaza de Mayo, que comenzó sus actividades en 1977 y fue su presidenta hasta 1989 cuando decidió fundar la asociación “Anahí”, con el objetivo de buscar a su nieta, quien el 24 de noviembre de 1976 fue sustraída de su hogar por la Policía.

Foto: @minutounocom

Clara Anahí tenía tres meses cuando esto sucedió. Su madre, Diana Teruggi -opositora al general Jorge Rafael Videla- fue asesinada a manos de la policía, mientras que su padre, Daniel Mariani, murió un año después.

Daniel Mariani y Diana Teruggi. Foto: minutouno.com

Ante la desaparición de su nieta, “Chicha” comenzó la búsqueda en comisarías, juzgados y hasta en cuarteles.

Un año después, María Isabel contactó con Alicia Zubasnabar de la Cuadra, de Río de La Plata, y juntas crearon la organización de las mujeres que buscaban a sus nietos desaparecidos por el régimen de los militares.

La búsqueda de “Chicha” duró más de tres décadas mientras que ella ayudaba a otras personas a encontrar a sus seres queridos. En algunos casos las búsquedas fueron exitosas y esto alentaba la esperanza de María Isabel de encontrar a su nieta, pero no sucedió.

Las cartas de Chicha

A los 91 años mi aspiración es abrazarte y reconocerme en tu mirada, me gustaría que vinieras hacia mí para que esta larga búsqueda se concretara. Es el mayor anhelo que me mantiene en pie, el que por fin nos encontremos“, escribió María Isabel en una de las muchas cartas que le dedicó a su nieta.

La importancia de su lucha se traduce en la resolución de 128 casos, de 500, en los que los niños de la dictadura argentina fueron encontrados con vida.

La labor de María Isabel Chorobik de Mariani fue titánica, pues junto con otras 11 mujeres, se dio a la tarea, en medio de la represión y la violencia instaurada por el general Rafael Videla, de seguir el rastro incansable de sus nietos.

María Isabel “Chicha” Chorobik de Mariani. Foto: NA

Las reuniones iban desde las iglesias hasta restaurantes, entre mujeres que no eran expertas en los mecanismos y protocolos de búsqueda, pero con la necesidad de reencontrar a sus nietos llegaron a ser la organización que ha sido admirada a nivel internacional y ha trabajado por cuatro décadas. Y que, finalmente, la Fundación Clara Anahí despide a una “compañera” fundamental “en los inicios de la búsqueda de los niños y las niñas apropiados por el terrorismo de Estado y un símbolo de la lucha por los derechos humanos“.

Notas relacionadas:

Comentarios