Cut Copy cumplió con el baile pero le faltó fuego y sudor a la pista

Luces, aplausos y un suelo que retumbaba al compás de los pasos de baile, así fue como se vivió la presentación de Cut Copy en El Plaza Condesa este 21 de agosto… Pero, ¿estuvo bueno? Sí, pero no tanto.

Si bien los australianos Dan Whitford, Tim Hoey, Mitchell Scott y Gisselle Connor, llegaron con una increíble actitud para celebrar 10 años de la gloriosa “Lights & Music” y lograron abarrotar el venue; este no será recordado como el mejor de sus conciertos, pues aunque Cut Copy cumplió y nos puso a brincotear durante poco más de una hora, mucho le faltó para hacernos sudar… la neta.

Cut Copy concierto El Plaza 2018

Su llegada al escenario fue alrededor de las 10:30 PM. El público lucía ansioso y con una casi palpable sed de baile. El primer corte para dar inicio al show fue “Need you Now” (Zonoscope, 2011), una bien elegida rola que hacía suponer que la banda estaba lista para quebrar las caderas de los asistentes. Le siguió “Black Rainbows“, una de las más populares de su reciente álbum y que de inmediato hizo celebrar a las casi dos mil personas que se encontraban ahí.

Luego de cinco años de haber brillado por su ausencia, los australianos demostraron que se habían tomado un tiempo para caminar sobre terrenos diferentes, esta vez más orgánicos y puros, un estilo que no pudimos apreciar en el Corona Capital Guadalajara pero que al fin lucieron en El Plaza.

Sin embargo, pese a demostrar una gran calidad de ejecución y hacernos brincar con al ritmo de “Burning in the face of love”, el concierto continuó sintiéndose tibio. Pero Cut Copy no es responsable, ¿será que era martes?, ¿fueron las largas filas para comprar una chela? o ¿habrá sido que teniendo un disco recién salidito del horno, no todos se tomaron el debido tiempo de aprender las nuevas canciones?

Cut Copy concierto El Plaza 2018
Foto: Stephania Carmona

Lo último es muy común y, aún así, diríamos que no fue esa razón suficiente para sentir que este show dejó a deber… Como sea, el baile continuó y más del Haiku From Zero puso a menearse de lado a lado a los asistentes -aunque pocos las cantaran. Mientras las chelas corrían y detrás alguien gritaba “Yo nomás me sé Lights & Music”,  Dan Whitford hacía lo propio y se perdía en medio de un mar de sampleos que daban vida a su conocida “Free your Mind”, a la que le siguió “Counting Down” y más tarde “Future” del Bright Like Neon Love de 2004.

Entre luces y visuales proyectados en las siete pantallas detrás de la banda, la gente cantaba “Please, baby, please, baby, don’t take my heart away” para luego soltarlo todo al son de “Hearts On Fire“, de su gran álbum In Ghost Colours. 

Y aunque parecía que no todo se habían tomado el tiempo de escuchar el más reciente LP de Cut Copy, algunos fieles le demostraron a los australianos su amor en “Standing in the Middleof the Field” y la banda respondió a su llamado en “Take Me Over”.

Cut Copy concierto El Plaza 2018
Foto: Stephania Carmona

El concierto casi terminaba y faltaba una rola previo al encore, la elegida fue -obviamente- “Out There On The Ice”. Quien sea que tuviera un vaso lo levantó y quien sea que tuviera un cigarro a escondidas lo tiró. Fue el momento del baile y luego de casi una hora tenue, Cut Copy pareció redimirse con un gran cierre.

Tenían dos chances más y para ir despidiendo a su público mexa,  pusieron a retumbar El Plaza al ritmo de “Into to the night, into forever, let’s come together like the brightest stars”, sin embargo, fue -EVIDENTEMENTE- el esperado hit de hace 10 años, “Lights & Music” el que se llevó la noche. La gente parecía haber estado esperando este momento desde su arribo al recinto y, una vez que sonaron las primeras líneas, solo fue cuestión de esperar al momento más alto de la canción para decirle adiós a la banda.

Este concierto no fue uno de los mejores de Cut Copy y hay que decirlo sin miedo, pero cumplió con el objetivo: poner a bailar a los mexicanos (y algunos extranjeros).

Cut Copy es una banda ya conocida en el país y tal vez -porque solo suponemos- se sintieron seguros con un público al que sí o sí le gusta el dance y que aún en las peores condiciones, se prestarán siempre al baile y a la fiesta. Quizá en esta vuelta a la música, los oriundos de Melbourne debieron sacarle todo el jugo posible a este sonido más orgánico, pero no fue así. Como sea diremos que fue un buen concierto… y hasta ahí.

¿A ti qué te pareció?

Cut Copy concierto El Plaza 2018
Foto: Stephania Carmona
Comentarios