Ben Affleck ingresa nuevamente a rehabilitación para tratar alcoholismo

El actor Ben Affleck, conocido por interpretar a Batman en la última etapa cinematográfica de DC, ingresó por tercera vez a un clínica de rehabilitación para tratar su adicción al alcohol. De acuerdo con la información que han retomado algunos medios del portal TMZ, fue Jennifer Garner, su todavía esposa y mamá de tres hijos, quien lo convenció de acudir nuevamente a rehabilitación.

En los últimos 15 años, el actor de 46 años ha ingresado tres veces a tratamiento. La última vez que Affleck ingresó a una clínica similar para tratar alcoholismo, fue a finales de 2017 entre el mes de noviembre y diciembre. En alguna entrevista, el ganador de dos premios Oscar, dijo que su enfermedad era “algo con lo que he tratado en el pasado y seguiré luchando”.

De acuerdo con El País (vía la revista People), Affleck fue fotografiado hace unos días con una caja llena de botellas de alcohol. Según, el actor pasó la noche con una modelo de Playboy de 22 años llamada Shauna Sexton. Estas imágenes y la noticia de su rehabilitación llega a unos días de que se anunciara su separación de la productora de televisión estadounidense, Lindsay Shookus. 

La noticia de que Affleck ingresa a rehabilitación, llega en un momento en que la industria del entretenimiento y la música, se enfrenta a una crisis de valores que abarcan varios aspectos sociales y culturales de la vida pública y la concepción de las celebridades. Hace poco menos de un mes, Demi Lovato fue ingresada a un hospital por una sobredosis y junto a esto, también han llegado varias noticias de personajes populares que han decidido quitarse la vida, en parte, como consecuencia de ciertas adicciones o enfermedades mentales que no son tratadas. Una de las que más impactaron al público fue la del chef y presentador de televisión Anthony Bourdain, el modelo canadiense conocido como Zombie Boy, el DJ y productor Avicii, la muerte de Dolores O’Riordan, la diseñadora Kate Spade, por mencionar algunos nombres en 2018.

Con cada una de estas noticias, incluida la de Affleck, se abre un debate en Hollywood y los medios para poder hablar de esta clase de temas de forma pública –como el alcoholismo, la adicción a sustancias o enfermedades mentales como la depresión– sin que estos sean sometidos a un estigma de sus enfermedades, o bien, ser juzgados sin conocer toda la historia que hay detrás.

Actualmente, Ben Affleck se encuentra en medio de varios proyectos fílmicos que incluyen, como mencionamos, su interpretación de Batman en la secuela de la Justice League. Este personaje lo han llevado por una ola de críticas que en su mayoría son negativas. Desde que se anunció que el actor daría vida a Bruce Wayne y su alter ego, algunos medios, fanáticos y usuarios de redes consideraron que no era la mejor opción para un personaje tan complicado, sobre todo después del enorme trabajo que había realizado Christian Bale en la trilogía de Batman de Christopher Nolan.

También está realizando el remake de Witness for the Prosecution, una cinta de 1957 protagonizada por Marlene Dietrich y el filme basado en hechos reales de la enorme estafa de McDonalds y Monopoly junto a su amigo, colega y socio, Matt Damon. Damon y Affleck se llevaron un Oscar en 1998 por el guión de Good Will Hunting, la cual protagonizaron; y en 2013 se llevó otro Oscar a la Mejor Película por su trabajo en la dirección del drama político Argo, otra película que estuvo envuelta en cierta polémica por recibir un premio en el que quedó claro, al menos para muchos, que se trataba de una decisión más política que artística.

Comentarios