Fallece Huberto Batis, escritor y pieza clave del periodismo cultural en México

Mi primera revista la comencé el primer semestre de la carrera y duró siete años. Fue una revista que hice con mi amigo Carlos Valdés y se llamó Cuadernos del Viento. En el primer número publicamos a puros estudiantes: Carlos Fuentes y José Emilio Pacheco de la Facultad de Derecho, Eduardo Lizalde de Filosofía y el único que desentonó fue Tomás Mojarro, que era chofer de un militar… Así comencé como editor“, fueron las palabras de Huberto Batis, escritor y periodista mexicano que forjó a una generación de periodistas culturales y puso el acento en la importancia de apoyar el arte en México. Finalmente, la noche de ayer se reportó su fallecimiento, a los 83 años de edad.

En una entrevista con el escritor Leopoldo Lezama, realizada en 2015 en contexto de la celebración que hizo el Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA) por sus 80 años, Huberto Batis compartió qué tan importante fue su irrupción en el ámbito de la cultura mexicana desde los terrenos de la UNAM, en la época de los 60.

Para fortuna de muchos, su camino no se quedó sólo en Cuadernos del Viento (1960), sino que se extendió y cobró fuerza como director de La Revista de Bellas Artes (1964-1970), el suplemento cultural de Uno Más Uno: Sábado (1984-2000) y las colaboraciones en la revista Siempre!El Universal (2015-2018) y como coordinador de El Heraldo Cultural (1965-1967).

De Guadalajara a Ciudad de México 

Agustín Huberto Batis Martínez nació en Guadalajara, Jalisco, el 29 de diciembre de 1934. Creció en un hogar donde su padre lo animó para ser Médico y salvar a su familia de una debacle económica.

Sin embargo, el camino de Batis se hizo entre las letras, la literatura y el periodismo. En la ciudad de los chilangos, Batis desarrolló su carrera como editor, profesor de la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM y la Ibero, periodista y escritor.

Huberto Batis. Foto: El Universal – Archivo personal de Huberto Batis.

Entre los reconocimientos que recibió por su trayectoria —Batis era considerado parte de la Generación del Medio siglo— está el Premio de Periodismo Cultural Fernando Benítez 2001 y en 2010 el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta o lo que ahora es la Secretaría de Cultura) lo distinguió con la Medalla de Oro de Bellas Artes.

La vida cultural de México

“Recuerdo que le mandé la revista (Cuadernos del Viento) a mi mamá a Guadalajara y ella la quemó en el boiler porque le pareció muy obscena… Porque Juan García Ponce, en un cuento que se llama ‘Tajimara’, cuenta que dos muchachos van en un coche rumbo a un pueblo, y en algún momento se detienen y él le dice a ella ‘quítate las bragas’, ni siquiera le dijo ‘quítate los calzones’. Y mi mamá leyó eso y pegó un grito. Pero García Ponce escribió “bragas” precisamente para no ofender a la gente y aún así se escandalizaron“, recordó Batis en la entrevista con Leopoldo Lezama.

El cambio de los modelos culturales en México estaba a la puerta de los años 60 y Cuadernos del Viento apoyaba a los jóvenes escritores que en aquel momento tenían algo que decir, entre ellos estaban José Agustín, Parménides García Saldaña y hasta Gabriel García Marquez.

Además de estos escritores, Huberto Batis apoyó a más generaciones de estudiantes con el fin de nutrir el espacio de la literatura, abordar desde distintas perspectivas la cotidianidad mexicana y sus expresiones artísticas y darle un respiro, ¿por qué no?, al escenario del periodismo cultural en nuestro país.

La noche de ayer, Twitter y Facebook —los espacios del siglo XXI que también ha tomado el periodismo— se llenaron de condolencias, agradecimientos y memorias hacia Batis, lo que reflejó la importancia de su trabajo en México.

**Foto de portada: El Universal.

Comentarios