Aquí nos tocó vivir

Va calado, va garantizado: ya salió un comprador para el avión presidencial

Va calado, va garantizado… por fin a AMLO ya le salió una oferta para la venta del avión presidencial —del que ya sabes quién prometió vender para ajustar su plan de austeridad en el gobierno—.

¿De quién se trata?

Un buen samaritano llamado Gustavo Jiménez Pons, empresario y sobrino de Rogelio Jiménez Pons, quien será el próximo titular del Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur), llegó a las oficinas de Obrador, en Chihuahua 216, en la colonia Roma, para hacer la oferta de mil 900 millones de pesos por el avión presidencial.

Ante los reporteros, Jiménez Pons declaró que está interesado en comprar el avión -¿antes de que le gane Donald Trump?- pues hasta 2020 esta aeronave se podrá conseguir en el mercado.

Y por sus características podría funcionar como un taxi aéreo VIP.

Además, como todo este asunto se trata de negocios, Jiménez Pons ya tiene hasta el costo del servicio del taxi aéreo:

20 mil pesos por hora, servicio que brindará su empresa JBS Air Enterprise.

https://twitter.com/politicomx/status/1032719392449159169

Y bueno, cuando fue cuestionado por los reporteros sobre su identidad, el empresario reconoció que es familiar del próximo titular de Fonatur, peeeeeero resaltó que son familiares lejanos, por si alguien pensaba en un conflicto de intereses o algo por el estilo.

Hay que recordar que la polémica del avión presidencial comenzó en 2016, cuando la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) compró un Boeing 787 Dreamliner. Sin embargo, todo el ruido se armó por su costó: más de 7 mil millones de pesos -por el que hasta se ganó la frase “ese avión no lo tiene ni Obama”, de ya sabes quién.

Por lo pronto, aunque aún no haya comenzado la cuarta transformación, ya salió un comprador del Dreamliner, así que: ¿quién da más? ¿quién da menos? Para que se cumpla una de las promesas más sonadas de AMLO en las pasadas elecciones.

**Foto de portada: Cuartoscuro-opezobrador.org.mx

Comentarios