Denuncian a policías de Coacalco por violencia y agresiones homofóbicas

Orinar en vía pública en el Estado de México es una multa que —en un caso exageradísimo— no debe pasar de los 2 mil 800 pesos. Sin embargo, este fin de semana en Coacalco, esa misma falta terminó con un joven enfermo hospitalizado por la golpiza, una pareja gay agredida por sus preferencias sexuales y los policías de la localidad denunciados por abuso de autoridad y homofobia. 

Esa es la historia de Yair Gutiérrez y Iván González, una pareja del Estado de México que sufrió acoso y violencia por parte de elementos policiacos en ese municipio al norte de la CDMX.

Para entender la historia hay que conocer un poco más la vida reciente de Yair. “No soy una persona con una salud al 100%”, cuenta Gutierrez, de 26 años. “Hace poco me detectaron un tumor testicular (…) tengo una bacteria cerebral y pues, llevo un año de tratamiento. Mi salud ha estado muy mal”. Es importante mencionar que, por su condición, Yair no puede aguantarse fácilmente las ganas de ir al baño.

pareja-gay-coacalco-agresiones-brazo
Foto: Brazo lastimado de Yair, acostado en una cama de hospital

El pasado martes asistió a una conferencia a la Parroquia de San Francisco de Asís, junto a su pareja y a su cuñada. Cuando “no se pudo aguantar las ganas” intentó ir al Palacio Municipal pero ya estaba cerrado. Con la urgencia y las pocas oportunidades, cuenta Yair que “se le hizo fácil” acercarse a su coche y “hacer ahí”. Luego, llegaron tres patrullas a detener a quien estaba cometiendo la infracción.

De acuerdo al capítulo 3, sección 2, artículo 151 del Bando Municipal de Coacalco de Berriozábal, “realizar necesidades fisiológicas en la vía pública” acarrea una multa máxima de 35 unidades de medida, cerca de 2 mil 8oo pesos actualmente. Sin embargo, Yair cuenta que arreglar el problema pagando la multa nunca fue solución. Mientras Yair les explicaba que tenía órdenes médicas del ISSTE que explicaban su condición, la discusión con los policías subió de tono.

portazo-nuca-yair-ivan-policias
Portazo en la nuca de Yair // Foto: Yair Gutiérrez

“A mi me vale madres si te estás muriendo, súbete a la patrulla”, cuenta Yair que le dijo un policía. En la discusión, explica que terminó cargado “como muñeco” y recibiendo golpes por parte de 6 elementos de la policía. Por su condición, Yair pesa menos de 60 kilos. “Ellos solo se reían y me pegaban”, dice.

Cuando Iván se enteró de lo que sucedía a espaldas de la Parroquia, salió a ver qué pasaba con su pareja. “Cuando llegué, Yair me dijo: ‘Amor, me están golpeando’ y ahí comenzaron las agresiones verbales (…) que ‘pinches putos’, ‘se deberían de morir'”, cuenta Iván en una llamada telefónica.

informe-medico-pareja-gay-coacalco-denuncia
Foto: Informe médico después de la agresión // Foto: Yair Gutiérrez

Yair estaba esposado, golpeado y había recibido patadas en los testículos, justo una zona delicada por su condición médica. Cuando Iván explicaba que su pareja estaba delicada de salud, cuenta que los policías dijeron: “enfermo sí, pero de joto”. Al final, entre empujones y golpes en la cabeza con la puerta de la patrulla, Yair terminó en el MP, a pocas cuadras de donde sucedió todo.

Una vez que Gutiérrez estaba en el Ministerio Público, nunca fue atendido por un juez. De acuerdo a Iván y al propio Yair, eso sucedió porque venía golpeado y el juez dijo que “no lo podía atender”. Entonces, mejor lo dejaron ir. Según la pareja, “a los 5 minutos salió de ahí”.

Denuncia ante la Fiscalía de Ecatepec // Foto: Yair Gutiérrez

La condición médica de Yair se complicó por la violencia física recibida y ahora, hay una denuncia ante la Fiscalía de Ecatepec por abuso de autoridad. Además, hay denuncias ante la Comisión de Derechos Humanos y la Conapred por las agresiones verbales.

La denuncia, específicamente, es contra “quien resulte responsable”, pero Yair y Miguel acusan a los policías que ese día conducían las patrullas SC-510, SC-411 y SC-107.

Comentarios