Noticias

Se prohíbe en Tijuana el uso de las bolsas de plástico en comercios

Recientemente Tijuana dio un gran salto en favor del medio ambiente y eso es motivo de celebración. Según los reportes del diario Milenio, la ciudad de la frontera norte de México por fin aprobó el no uso de bolsas de plástico en tiendas de convivencia y autoservicio. La medida entrará en vigor oficialmente en 180 días después de su publicación en el Periódico Oficial del Estado.

Esta medida, que seguro no será agradable para aquellos que solían hacer sus incursiones nocturnas por chelas o bocadillos, es el resultado de los esfuerzos de una iniciativa creada por el XXII ayuntamiento de Tijuana en colaboración con el Programa de la ONU para México. También fue apoyada por el sector empresarial de la Cámara Nacional de la Industria de Transformación Tijuana, junto con Economía Verde Aplicada.

Desde el 2017, la ciudad fue la primera entidad del país en formar parte de la campaña global Mares Limpios, cuyo objetivo, obviamente, es limpiar los océanos de la contaminación por plásticos y todo tipo de basura. Todas las criaturas marinas del mundo seguramente amarán esta noticia, aunque todavía se debe hacer algo con el resto de los contaminantes, incluidos los pañales asesinos.

Tortuga marina con bolsa de plástico
Fotografía de Shutterstock

Es importante mencionar que, como todo gran cambio en el país, esta iniciativa requiere ciertos sacrificios. En pocas palabras, será la Asociación de Fabricantes de Bolsas Plásticas de México (Inboplast) la que sufra un gran golpe en su economía, ya que Tijuana es el lugar donde se produce el 25% de todas las bolsas fabricadas. Jalisco es otra gran zona de producción, con hasta 50% de dichos productos a nivel nacional.

“Costaría a México 45 mil 732 millones de pesos que dejaríamos de generar; a Jalisco 6 mil 727 millones (Arandas, 2 mil millones), no lo digo yo, lo dice el Censo Económico del Inegi”, señaló el presidente de Inboplast, José Anguiano Hernández, a quien le parte el alma saber que no puede detener el cambio.

Este es sólo un pequeño paso de muchos que faltan por darse para ayudar al medio ambiente. Ojalá que la voz se corra y esta iniciativa llegue a más ciudades de nuestro país.

Comentarios