Mientras Tanto

Cuando Batman fue detenido por la policía sólo por conducir

¿Cómo será un día casual para Batman? Despertar, fingir que es un millonario fresón por unas horas y, cuando llega la hora, salir a patear traseros. Nada podría salir mal en un día común, a menos que, por cuestiones extraordinarias, un policía decidiera detenerlo sin haber violado ninguna ley.

Ok, dejaremos las bromas por un segundo, ya que contaremos una breve historia que… bueno, tampoco es seria ni nada por el estilo. Se trata de lo que sucedió con Stephen Lawrence, un hombre que bien podría ser el imitador de El Caballero de la Noche más genial que exista en la Tierra.

Imitador de Batman
Foto de Facebook// Brampton Batman

El sujeto adquirió un Batimóvil hace aproximadamente seis años. Desde el momento en que esa belleza llegó a las manos de Lawrence, comenzó una nueva misión de vida: aprender a conducir como lo haría el verdadero justiciero de Gótica. El único inconveniente es que tal hazaña atraería la atención de muchas, pero muchas personas.

Y así sucedió eventualmente, un fin de semana nuestro amigo conducía de regreso de Parry Sound, en Ontario, Canadá, cuando se topó con una oleada de personas que querían fotos y video de su majestuoso vehículo en acción. Stephen, que era un alma caritativa, decidió darles ese gusto y permitió que todo fluyera, al menos por un tiempo.

Después de portarse buena onda, el imitador de Batman decidió tomar un atajo para retirarse de la vista del público, pero las cosas no funcionaron como esperaba, ya que volvió a toparse con más personas. En cierto punto decidió detenerse junto a unas patrullas, de modo que estas lo ayudaran a deshacerse de los “fans”, pero cuando estaba dispuesto a continuar con su camino, los autos de los policías lo seguían.

Su única opción era detenerse y preguntar qué sucedía, así que eso hizo. Para su sorpresa, los oficiales querían exactamente lo mismo que todos los demás. Sólo buscaban una ocasión especial para sacarse una fotito o un video con el peculiar murciélago canadiense.

Como pueden ver, el final de este relato es común y algo gracioso, así que el buen Lawrence pudo irse a combatir las fuerzas del mal sin problemas. Ahora que, si quieren una historia en donde Batman realmente es detenido por infringir la ley, siempre pueden ver aquella escena de la serie protagonizada por Adam West, donde lo mandaron a su casa caminando por andar de mala copa en el Batimóvil.

Comentarios