Sus oraciones resultaron: Julión Álvarez fuera de la lista negra de Hacienda

Los detractores de AMLO no dejan de alimentarse de material con el cual armar las conspiraciones más voladas y, ahora, tendrán el reto de formular lo siguiente: qué beneficios tendrá el presidente electo con la decisión de Hacienda de retirar el nombre de Julión Álvarez de su lista negra.

En lo que hacen sus grupos de tres y lo piensan…

En rueda de prensa celebrada hace unos días, el cantante de música de pegue, Julión Álvarez, informó que la Unidad de Inteligencia Financiera de Hacienda (UIF) por fin se decidió a retirar su flamante nombre… y no de las bardas, en las que se anuncian sus bailongos perrones, sino de su lista negra, movimiento que realizó luego que se diera a conocer que el Departamento del Tesoro de Estados Unidos lo tenía en la mira por lavado de dinero, mismo caso que el exfutbolista Rafa Márquez.

Rafael Márquez y Julión Álvarez

Fotos: Getty Images

La decisión de la UIF no sólo limpia el vilipendiado nombre del intérprete de… alguna canción bien gacha, sino también libera sus cuentas bancarias y, en suma, deja al buen Julión limpio de las acusaciones de nexos con el crimen organizado que le valieron ser más apestado que Harvey Weinstein… bueno, sólo en Televisa y Spotify: el primero lo dejó fuera de uno de sus nada popular “reality chou”, mientras que el primero privó a sus millones de fans de acceder a su discografía vía su servicio de streaming.

“Desde que se nos incriminó, mi equipo y yo aquí en México decidimos hacer un procedimiento para ser excluidos de la lista de personas bloqueadas, cumplimos con toda la información que se nos pidió, entregamos cuentas bancarias y documentos para demostrar de dónde he obtenido mi patrimonio, todo lo necesario para que nos quitaran de esa mentada lista”, comentó Julión Álvarez (sin su norteño banda).

En fin, pese a que en algunos medios se insinúa que tras la conferencia en la que dio a conocer esta información de interés nacional se armó una fiestota de tintes dionisiacos, Julión Álvarez no está del todo bien librado. Según el propio cantante, sus empresas todavía continúan en la lista negra de Hacienda, por lo que aún tendrá que demostrar que los recursos de éstas tienen orígenes lícitos.

Comentarios