Mundo

Putin, ¿eres tú? Trump se equivoca y así deja a la bandera de EU

¿El inconsciente lo traicionó? Puede ser, sin embargo, lo que suponía ser una visita en plan relajado a un hospital de Ohio se convirtió en la situación ideal para cuestionar el patriotismo de Donald Trump, y todo por colorear de manera incorrecta la bandera de Estados Unidos.

¿Qué pasó?

En una visita que el mandatario de Estados Unidos y Melania Trump hicieron a un hospital de Ohio para saber qué tal van las acciones de prevención contra las adicciones y el consumo de droga, el magnate se tomó el tiempo de armar una pequeña comitiva con algunos niños.

Y junto con el secretario de Salud y Servicios Humanos, Alex Azar, el buen Trump se puso a colorear, recordando su niñez y dejando a un lado la política.

Aunque no del todo, sólo el inconsciente de Trump lo sabe, pues entre la plática, los niños, las banderas y los plumones, el presidente terminó coloreando las franjas de la bandera con el tradicional rojo y… ¿azul?

Lo que desencadenó las bromas con respecto a la bandera de Rusia y Putin.

Las fotografías circularon en redes sociales y algunos usuarios bromearon con la teoría acerca de la trama rusa: Donald Trump no puede dejar de lado al buen Vladimir Putin y la incidencia de Rusia en su triunfo, fueron algunos comentarios.

Otros usuarios pasaron de la broma a la molestia, al criticar la falta de profesionalismo o cultura cívica del mandatario, por no recordar los colores patrios —en contexto de las críticas de Trump contra los futbolistas de la NFL que no cantan el himno de su país para manifestar su descontento con el discurso racial del magnate—.

Y ya que estamos en el tema, la bandera de Estados Unidos tiene 13 franjas horizontales de igual tamaño, alternando siete franjas rojas y seis blancas, que representan las trece colonias que se independizaron de Reino Unido en 1776. Las estrellas representan a los cincuenta estado que integran a este país. O, ¿no, Donald?

Sin embargo, a pesar de las similitudes entre la “bandera de Trump” y la bandera de Rusia, hubo simpatizantes del mandatario que salieron al tiro y dijeron que no se trataba de un error o de la traición del inconsciente. Todo lo contrario: fue un homenaje para la policía estadunidense.

En fin, mientras los ciudadanos sacan sus conclusiones, el mandatario le regaló a los medios otra clásica escena de errores de la actual administración.

**Foto de portada: @SecAzar

Comentarios