¿Nepotismo? Más de la mitad de los jueces tiene un familiar en el Poder Judicial

¿Nepotismo en el Gobierno? En el Poder Judicial, los rastros son muchos y sólo basta echar un vistazo al estudio “El déficit meritocrático. Nepotismo y redes familiares en el Poder Judicial de la Federación para saber que algo no está bien en la estructura del Poder Judicial y los cargos que se asumen, gracias a los vínculos familiares de los magistrados y jueces.

Va el dato:

Más de la mitad de los jueces y magistrados del PJF (Poder Judicial de la Federación) tienen un familiar trabajando en el área y en algunos estados la proporción es de hasta el 80%, como en Jalisco.

O sea, existe una alta incidencia de nepotismo por parte de los magistrados y jueces. Todo sea por colocar a familiares o gente de su afinidad en los puestos del Poder Judicial.

“El 51% de los jueces y magistrados tiene al menos un familiar laborando en su propio circuito”, explicó Julio Ríos, investigador del CIDE (Centro de Investigación y Docencia Económicas) y autor del estudio que comprendió la totalidad de los 28 mil 65 empleados del PJF.

Y, ¿las oportunidades?

Hay de todo y para todos siempre y cuando se tenga una relación de familia con los jueces y magistrados:

Suegros, padres, novios, novias, esposas, esposos, sobrinos y hasta cuñados. Sin embargo, este hecho, además de reflejar hasta dónde llega el nepotismo, es una de las causas para que se cierren las oportunidades a quienes se prepararon para desempeñar determinada función en el poder judicial.

Los concursos que se realizan para seleccionar jueces y magistrados no están abiertos a cualquier joven licenciado en derecho que tenga vocación de juzgador”, pues en la mayoría de los casos ya están reservados para quienes tienen un puesto en el PJF, explicó Julio Ríos al detallar que muchas veces esas personas que consiguieron un empleo lo hicieron por conexiones familiares.

Además del sesgo en las oportunidades, las personas que suelen llegar a los cargos no están realmente capacitadas para ejercerlo.

Esto significa que las decisiones de los jueces pueden estar basadas en “decisiones políticas, compadrazgos” y hasta favores.

Los estados 

El estudió recopiló 525 casos y, como ya mencionamos, Jalisco es el estado con mayor incidencia, pero a la lista de nepotismo le siguen Nuevo León, con 73%, Tlaxcala con el 70%, San Luis Potosí con 65% y Guanajuato con el 63%, donde los jueces tienen al menos un familiar en el trabajo.

La organización administrativa

Ríos encontró que existe una retroalimentación en la estructura de las instituciones que integran el poder judicial y su organización administrativa.

El nepotismo y la endogamia se vuelven entonces cíclicos en el Consejo de la Judicatura Federal, la SCJN o el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), entre otros.

La importancia de este estudio radica en que permite advertir la situación para buscar una solución, pues no se trata de proponer un desmantelamiento, sino el fortalecimiento del Poder Judicial, así lo explicó Julio Ríos, cuyo estudio fue respaldado por Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad.

**Foto de portada: pjf.gob.mx

**Con información de Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad, Milenio, Mexico.com y Reforma

Comentarios