Cine

Así vivimos la décima edición del Hola México Film Festival

Por: Víctor Duarte Mata

Viajé a al Hola Mexico Film Festival en Los Ángeles a ver películas mexicanas, subtituladas en inglés. Lo de los subtítulos hubiera sido raro si los mexicanos no estuviéramos tan acostumbrados a ver las películas con letras. Tal vez por eso las películas mexicanas no “tienen tanto éxito”, porque al verlas sentimos que algo les falta, extrañamos las letras.

Si los guiones que son leídos en las salas de cine se contabilizaran como libros, las estadísticas de índice de lectura a nivel internacional nos colocarían en un lugar más decoroso. Pero ese ya es otro tema. Lo importante es que ya era justo que los gringos vieran películas subtituladas, una de cal por todas las de arena.

Es bien sabido que los estadounidenses tienen el gusto contrario a los mexicanos. Que ellos no gustan de subtítulos. Que para ellos las películas subtituladas se sienten incompletas, que todas son algún reportaje de CNN en un país del tercer del mundo o el viaje a Francia grabado por sus abuelitos.

El Hola Mexico Film Festival acaba de cumplir diez años logrando que los estadounidenses dejen de lado este pensamiento y también logrando que se muestren películas mexicanas, con subtítulos. Cada año el Festival logra reunir lo mejor del cine mexicano en una semana de proyecciones, este año no sólo incluyeron películas nuevas, también incluyeron películas clásicas del cine nacional en una retrospectiva hecha a los “Tres Amigos” (Iñárritu, Cuarón, Del Toro).

La sede principal se desarrolla en el Regal Cinemas LA LIVE, donde tuvo el estreno de “A ti te quería encontrar” y donde a diario se muestran películas nacionales. Documentales como Rush Hour y ficciones como Vuelven y Oso Polar tuvieron su primera exhibición en Los Ángeles gracias al festival. Además, después de cada película, se ofrecen discusiones con la mayoría de los realizadores que van a presentan sus películas. Es una manera de acerca más al público.

Es irónico que muchas de las películas que se mostraron en el festival las haya podido ver sólo en otro país. Ya sea porque no se han estrenado comercialmente en México (el caso de Tiempo Compartido o Rush Hour) o porque nunca llegaron al pueblo mágico en el que vivo (el caso de la gran mayoría).

Y si estás películas no llegan al interior de México, imaginen los problemas de distribución que tienen en Estados Unidos. Los mexicanos que radican en ese país con gran dificultad pueden ver un tipo de cine que los represente a ellos y a la cultura de donde provienen. En este sentido, Hola Mexico Film Festival hace al trabajo de embajador cultural, llevando al púbico mexicano que radica en Los Ángeles (más de 1.7 millones de personas) cine de su país que, de no existir el festival, es poco probable que vean.

En este momento ya es un cliché hablar de la relación tormentosa por la que atraviesan Estados Unidos y México, apenas voy a decir que el Hola Mexico Film Festival está haciendo la labor de tirar muros a base de subtítulos. Si los subtítulos en México hacen que las personas lean, ¿por qué no habrían de lograr que en Estados Unidos la gente nos lea?

Comentarios