Cine

Vuelven: La dosis perfecta de terror y fantasía en el Hola México Film Festival

Hace unos días, en la ciudad de la que soy natal, asesinaron a seis agentes de seguridad. No son los únicos, a ellos se le suman las miles de víctimas que el país ha acomulado a lo largo de los años. Hasta hace dos años esta noticia hubiera parecido fantasía, al menos mi pueblo, pero ahora la realidad ha alcanzado a la fantasía. Eso es Vuelven, la realidad alcanzando a la fantasía.

La película de la directora Issa López comienza cuando Estrella, una niña de diez años, obtiene tres deseos y pierde a su madre a manos de la delincuencia. Su primer deseo es, obviamente, regresar a su madre. Lo que no es tan obvio es el rumbo que a partir de ahi toma el filme. Cada deseo tomará rumbos inesperados para la protagonista.

Acompañada por El Shine, Tucsí, Caco, Pop y el Morrito (cuyos padres también les fueron arrebatados por la violencia) Estrella tratatará de comprender el mundo de violencia que le tocó vivir. Y a lidiar con sus tres deseos.

Ondulando entre el terror y la fantasía, Issa López dirige su tercer largometraje con la ayuda de un cast de niños que todavía creen en los cuentos de hadas. Desde los primeros minutos de la película, aún con la crudeza de sus imágenes, queda claro que va a ser un cuento. Estrella está en su salón de clase mientras la maestra da los elementos que se necesitan para escribir una historia fantástica, todo esto mientras ocurre una balacera a las afueras de la escuela.

Vuelven
Foto: Cortesía

Conforme avanza la trama, Estrella se une a la pandilla liderada por El Shine, un niño que encuentra su familia perdida en los otros huérfanos, y que también tiene tendencia a los cuentos de hadas. Pero en los cuentos de hadas más cercanos a Hans Christian Andersen y los hermanos Grimm, donde la sirenita acaba muerta y la bella durmiente violada.

Tal vez ya estamos cansados de cuentos que, para mal, sí se hacen realidad. Lo único que nos queda, al igual que Shine y los protagonistas de la película, es hacernos príncipes y no olvidar que los somos cuando los malos vengan por nosotros.

Comentarios