‘La Rana’ equivocada lleva 171 días preso a pesar de pruebas de inocencia: CNDH

El pasado 12 de marzo, la Procuraduría General de la República -PGR- anunció con bombo y platillo la detención de Erick Uriel Sandoval, mejor conocido por los cuates como ‘La Rana’. Alfredo Higuera Bernal, titular de la Oficina de Investigación del caso Iguala, incluso afirmó que se trataba de un “personaje cuya participación fue decisiva en la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa“.

Pero ‘México mágico’… resulta que tienen detenida a ‘La Rana’ equivocada.

Por medio de un comunicado, la Comisión Nacional de Derechos Humanos -CNDH- denunció que a pesar de que se demostró que Erick Uriel Sandoval Rodríguez no es ‘La Rana’ o ‘el Güereque’, desde hace 171 días se encuentra en prisión por una “equivocada acusación de la PGR”.

Se explicó que fue indebidamente detenido por la Policía Federal y actualmente permanece en el CEFERESO número 14 de Durango.

Fue 99 días después de su detención de la CNDH entregó las pruebas de inocencia de Erick Uriel, sin embargo la PGR no hizo nada y mantuvo la acusación en su contra. Hace justamente 73 días se hizo público el caso, pero aún se encuentra en la cárcel.

Pero ¿cuáles son esas pruebas? 

El pasado mes de junio la CNDH hizo público el documento en el que explicó a detalle la investigación que prueba la inocencia de Erick Uriel Sandoval.

  • Erick Uriel Sandoval Rodríguez era un profesor. Incluso antes de ser detenido, en octubre de 2017 su familia entregó pruebas a la PGR que demostraban que lo estaban inculpando erróneamente en la investigación. A pesar de ello, lo detuvieron.

  • La CNDH revisó a fondo el expediente de averiguación previa, a los dos pliegos de consignación, a las órdenes de aprehensión y al auto de formal prisión dictado en su contra. Detectó que ni los acusados en sus declaraciones, ni en ningún documento, aparece que ‘La Rana’ o ‘El Güereque’ sea Erick Uriel Sandoval, es decir, sólo se hace referencia al sujeto por su apodo.
  • Ni siquiera se parece físicamente a quienes los acusados identificaron como el responsable: ni en la edad, el lunar en la cara, la cicatriz en la muñeca de la mano izquierda, la cicatriz o marca consecuente al uso de un piercing en el trago de ambas orejas, ni los tatuajes de figuras de una flama en ambos antebrazos y una rana en el lado superior izquierdo de la espalda, etc. Ninguna corresponde con las características de Erick Uriel Sandoval Rodríguez. Tanto el Juez de la causa como Visitadores Adjuntos de la CNDH, en sus respectivas diligencias, dieron fe e hicieron constar la inexistencia de los tatuajes en cuestión en el cuerpo de Erick Uriel. 
  • Gracias a las investigaciones del caso, la CNDH incluso entregó información sobre el nombre y la ubicación actual de la persona con la que se confundió al actual detenido. Se trata de un tal ‘Édgar’, nombre que fue referido por dos de los sicarios que declararon para el perito de la PGR al momento que se hizo el retrato hablado de ‘La Rana’. Ya se tiene hasta ubicada geográfica y fotográficamente la casa en la que vivía ‘Édgar’ el día en el que desaparecieron los estudiantes.

Entonces, ¿cuánto tiempo más va a permanecer en la cárcel alguien aún con las pruebas de inocencia a su favor?

Comentarios