Entretenimiento

11 cosas que delatan a los chilangos cuando van a provincia

Sí, sabemos que ya no existen las provincias desde 2015, sin embargo, desde hace un buen tiempo se ha usado este término para referirse a los estados que no son la Ciudad de México, así que, aunque ya no sea legal u oficial decirlo y en vista de que no hay otra mejor “etiqueta”, nos referiremos a los chilangos como chilangos y a los de provincia como provincianos. 

Explicado lo anterior, continuemos. Si por algo se distingue la Ciudad de México, antes conocida como Distrito Federal, es porque es la meca de los eventos, por albergar a casi 10 millones de personas, por ser uno de los lugares más inseguros del país, porque no tiene las condiciones ambientales más idóneas y por sus habitantes.

Cosas que identifican a un chilango en provincia

Vivir en la gran urbe y acostumbrarse al ajetreo diario es parte de ser chilango, por eso, cuando salen de la CDMX, adaptarse a atmósferas más pasivas y con menos smog, no les es tan sencillo. Acá te dejamos 10 actitudes que delatan a un chilango en provincia:

1.- Todo les parece más barato

¡Anuma! Con 500 pesos alcanzaste un cartón de chelas, tres caguamas y dos botellas de ron, cuentan algunos, y la verdad es que es cierto. En provincia suele ser más barato alimentarse y comer, pero hemos de decir que cuando de tacos se trata, los meros buenos son los de la CDMX, aunque les duela.

2.- Creen que provincia significa “clima de playa”

El clima de la Ciudad de México es uno de los más locos que existen, por eso, para un chilango, provincia significa casi siempre Cuernavaca… y no se dan cuenta de que el clima de cada estado varía por diferentes cuestiones, por lo que siempre que salen, cargarán con un traje de baño en su maleta y no dejarán de quejarse del calor.

3.- No respetan señalamientos

Hay una regla poco conocida por los chilangos que manejan, se trata del “uno a uno”, que significa que un auto pasa y luego el otro, esto sin necesidad de semáforos, una costumbre muy común de algunos estados de provincia. Sin embargo, acostumbrados al excesivo tráfico diario de la CDMX, los chilangos no comprenden lo que esto significa y se pasan las reglas por…

4.- Se quejan de lo “lenta que es la gente”

En la Ciudad de México existe un común denominador entre sus habitantes: todos son impacientes. Todavía no prende la luz verde del semáforo y el conductor de atrás ya está pitando, o recién el mesero acaba de marcharse con tu pedido y ya no ves la hora de decirle que es un inepto por no llegar con tu comida luego de cinco minutos.

Lo mismo sucede cuando van a provincia, pues, por alguna extraña razón, creen que todos los servicios son lentísimos.

5.- Presumen que en la CDMX hay tiendas que posiblemente jamás llegarán a provincia

Ah, porque eso sí, si hay algo que tienen los chilangos y nadie se los quita, es que son presumidos hasta por las uñas. Por eso, los de provincia pueden identificar muy bien a los oriundos de la CDMX cuando se jactan de tener una amplia variedad de tiendas de ropa y restaurantes.

6.- Se sorprenden cuando ven un Chilli’s, Starbucks o cualquier otra gran cadena

Yep, porque al parecer los chilangos creen que es imposible que los gerentes de Starbucks tengan conocimiento de la existencia de estados como Aguascalientes, ¿verdad?

7.- Se burlan de los acentos

Y esto es gracioso porque cuando un chilango llega a provincia, no se da cuenta de que su peculiar acento cantadito es notado por todos a su alrededor cuando de su boca emana un “¡chaaaaale!”.

8.- Presumen sus transportes como si de verdad los cuidaran tanto

Que si el metro es muy rápido, que si el metrobús está bonito y que si las ecobicis fueron la mejor implantación de la ciudad… el punto es que como sus transportes no hay dos. (Ojalá que así como los presumen, los cuidaran). 

9.- Les causa risa las distancias

A los de provincia, estar a 20 minutos de distancia de un lugar, significa estar “lejísimos”, es por ello que a los chilangos les da risa pensar que en la Ciudad de México, 20 minutos son la gloria.

10.- Creen que la CDMX está ubicada en el centro del país

¡JAJA! Unas clases de geografía antes de que se vayan a explorar este bello país, chilangos, pues si a los de provincia les dices eso, ellos se encargarán de darte una cátedra completa de la ubicación de cada estado… ¡pa que no la riegues!

Cosas que identifican a un chilango en provincia

11.- Les impacta que en provincia las quesadillas -¡TODAS!- lleven queso

No es que queramos abrir un debate que termine en una Tercera Guerra Mundial pero… ¡SÍ LLEVAN QUESO! Pregúntenle a cualquier persona de provincia.

Comentarios