EPN dice que nunca debió permitir que La Gaviota explicara la Casa Blanca

Los días previos al Sexto Informe de Gobierno están extraños. Enrique Peña Nieto, ya en mood de despedida, está arrancando una prometedora de vlogger con pequeños videos en los que explica —de uno en uno— los momentos que marcaron su presidencia. Este viernes, el presidente cuenta que onda con aquel regaño video de Angélica Rivera y sus impresiones sobre el escándalo de la Casa Blanca.

Primero, hagamos memoria del video que hizo que La Gaviota terminara con más de un apodo. La grabación básicamente es una explicación de cómo Angélica Rivera era la dueña de la famosísima casa de Sierra Gorda número 150. “Inicié mi carrera a los 15, trabajé 25 años con Televisa”, contaba la primera dama para explicar ‘sus dineros’.

Tres y medio millones de mexicanos regañados —en la cuenta de Rivera, nada más— y con los comentarios bloqueados en el canal de YouTube, el video se volvió un caso de estudio y el ejemplo de qué no hacer en las escuelas de Relaciones Públicas.

¿Y ahora? Pues ya de salida, Peña Nieto se arrepiente de haber “permitido” que Angélica Rivera saliera a hacer ese video y de haber dejado, para siempre, en la infamia nacional aquel saquito morado.

En esta nueva etapa, Peña Nieto habló con más comodidad sobre el tema. Eso sí, durante todo el video recalca que no hubo nada ilegal en el caso de la Casa Blanca. “Además, quedó debidamente acreditado con información pública y exhibida, sin tener ni siquiera necesidad de ello”, decía el preciso en el video.

EPN acepta que el tema marcó su administración. Además, también afirma que impactó negativamente su credibilidad, en la credibilidad presidencial y en la de toda su administración.

De ahí en fuera, hablaba sobre cómo su gobierno “se ha enriquecido con la crítica y siempre ha respetado la libertad de expresión”. Ese último punto, generó bastantes reacciones del medio periodístico nacional y no, no fueron favorables. 

Comentarios