Luka Modric y el día que fue el peor fichaje del Real Madrid

Luka Modric fue nombrado el jugador del año de la UEFA. También es el actual Balón de Oro del Mundial y por si fuera poco, es tricampeón de la Champions League.

No obstante la cima en la que se encuentra el croata, le costó mucho trabajo. Su infancia fue más que complicada. Vivió en medio de la Guerra de Balcanes. Refugiado en hoteles junto con su familia, su práctica de futbol inició ahí.

La guerra no sólo lo obligó a esconderse, sino que le quitó a dos de sus familiares más cercanos: su padre y su abuelo. Ambos fallecieron víctimas del conflicto bélico. Desde entonces, con menos de 10 años de edad supo que la vida tenía golpes duros pero que sólo luchando lograría superarlos.

Luka Modric y el día que fue el peor fichaje del Real Madrid
Foto: Getty Images

“La guerra me hizo más fuerte. Fueron tiempos durísimos para mí y para mi familia. Ahora tengo la sensación de que estoy listo para cualquier cosa”, ha declarado el croata en varias ocasiones.

El futbol en máxima categoría lo comenzó a practicar con el Dinamo Zagreb. El club lo cedió en varias ocasiones pero llegó un momento en el que decidieron retenerlo y fue una de las mejores decisiones que pudieron tomar.

Luka se quedó cuatro temporadas con el equipo croata. Nunca dejó de brillar. Su luz y su visión iluminaban el medio campo del Zagreb. Eso lo llevó a ser el fichaje más caro, en ese entonces, del Tottenham.

Foto: Getty Images

A Londres llegó con cartel de grande y no decepcionó. Fueron cuatro años en los que peleó por la camiseta de los Spurs y demostró que escudo, lo llevaba tatuado en el corazón. 160 partidos, 17 goles y 27 asistencias fue el registro que dejó.

No todo lo que brilla es oro pero Luka sí lo era. Por eso en 2012 el Real Madrid lo llevó a sus filas. Con bombo y platillo, como un mediocampista que les ayudaría a construir un mejor futuro. Apenas llegó y fue campeón de la Supercopa de España pero otro capítulo obscuro se le atravesaría en su vida.

Al final esa campaña la terminó con 53 partidos jugados. Únicamente pudo marcar 4 goles y dio 9 asistencias. Pero en el primer semestre, en España lo llamaron el peor fichaje de la temporada para el Real Madrid.

Foto: Getty Images

Una encuesta publicada por un medio español le dio ese reconocimiento y se excusaban así: “Cuatro meses después de su llegada, el croata apenas ha dado muestras de lo que se esperaba de él”.

Quizá eso marcó una pauta en la carrera de Luka. En la vuelta de los Octavos de Final frente al Manchester United en la Champions League, rescató al Madrid con un partidazo y un golazo de pierna zurda. Una rosca hermosa que superó a David De Gea y se fue al fondo de las redes.

¿Y qué ha pasado después? Cuatro Champions League. La tan ansiada ‘Décima’ llegó con una asistencia de él. Cobró un tiro de esquina, cabeceó Sergio Ramos y el Real Madrid mandó el partidos a tiempos extra.

Las estadísticas hablan por él. 203 partidos después de aquella primera temporada, 9 goles y 31 asistencias.

Luka Modric y el día que fue el peor fichaje del Real Madrid
Foto: Getty Images

Los medios españoles pasaron de decir que fue el peor de una temporada, a pedir que se quede. Su posible llegada al Inter de Milan alertó a todos. Pero al final, Luka decidió seguir vistiendo la playera blanca.

Luka Modric le ha dado una lección al mundo entero. Si nunca dejas de creer, avanzarás. Pero sobretodo, no importa cuántas veces te caigas, sino en cuántas de ellas te sepas levantar.

Estamos hablando de:

La Liga Luka Modric Real Madrid

Notas relacionadas:

Comentarios