Argentina: peso con devaluación del 99%, gobierno de Macri desaparece ministerios

La severa crisis que atraviesa la economía de Argentina ha orillado al presidente Mauricio Macri a poner en acción un plan que incluye la reducción de su gabinete. Es decir, la desaparición de algunos ministerios. Más medidas serán anunciadas hoy.

Para que no digan que sólo en Venezuela… La que sería la contraparte del modelo económico del gobierno de Nicolás Maduro también está pasando las de Caín: en tan sólo un par de días el peso argentino ha sufrido una pérdida considerada histórica. El miércoles fue de 8%, el jueves de 13, lo – sumado a las bajas anteriores – dejó a agosto como el peor mes para el gobierno centroderechista de Macri, con una depreciación del 33%…

Y eso no es todo: en lo que va del año la moneda de Argentina se ha devaluado 99.7% frente al dólar estadounidense.

Candidatos del PAN a alcaldías de Veracruz plagiaron discurso de Mauricio Macri, presidente de Argentina
Foto: Gabriel Rossi/LatinContent/Getty Images

Checando cómo está el panorama (muchos hablan de que se está al borde de “corralito financiero” como el del 2001), el gobierno de Macri anunció una serie de medidas con las que pretende que estructurar la administración y encauzar el rumbo de la economía. Entre las acciones que se tomarán, está la reducción y fusión de algunos ministerios, esto como un gesto de austeridad que espera que el Fondo Monetario Internacional tome en consideración para conceder un adelanto del crédito por 50 mil millones de dólares que Argentina acordó apenas hace dos meses. Obvio, el dinero serviría para frenar la crisis financiera.

Así, el ministerio de Hacienda absorberá Energía; Educación a Cultura y Ciencia Tecnológica y la Jefatura de Gabinete hará lo propio con Medio Ambiente, Modernización  y Medios, por mencionar sólo algunos de los casos.

Pero, ¿qué provocó la situación que ahora enfrenta el país sudamericano? Según varios especialistas consultados por la BBC, Macri quiso resolver los problemas que le dejó la administración Kichner con un modelo liberal y de mercado: saldando cuentas, emitiendo deuda y convirtiendo a Argentina en un destino de turismo financiero. Para ello, de forma gradual recortó la nómina pública, bajó impuestos a exportaciones y aumentó la tarifa de servicios subsidiados. Sin embargo, los resultados no fueron los esperados, la moneda comenzó a caer y Macri, en su afán de continuar siendo opción para la reelección del próximo año, no realizó los ajustes necesarios para terminar con el déficit… aunque eso implicara terminar con los beneficios de millones que dependen del Estado. Los inversionistas se hartaron del “gradualismo” y salieron del país.

Claro, así como a otros países (cof, México, cof) a Argentina le pegaron las decisiones tomadas por Estados Unidos (snif, creí que éramos amigos, snif): cuando el gobierno de Trump subió sus tasas de intereses, el peso comenzó a devaluarse… lo mismo cuando se aplicaron aranceles a aluminio y aceros y, en fin, todas las medidas proteccionistas que se han propagado por el mundo… curiosamente, en medio de esas acciones, Macri quiso depender más del mercado internacional. Evidentemente su ” Argentina volverá al mundo” no le salió.

Por lo anterior, según reportan varios medios, ha comenzado la desesperación de los ahorradores (no es para menos, si el panorama pinta para un nuevo “corralito financiero”), quienes vacían cuentas y sus saturan las casas de cambio buscando la compra de dólares. Los saqueos también han comenzado en algunas pequeñas ciudades. Se espera que las medidas que hoy ha tomado el gobierno de Macri sirva de paliativo y, si bien no sea un revulsivo que dé pa’rriba, de menos sirva para que la directora gerente del FMI, Christine Lagarde, concrete el respaldo que el organismo que dirige ofreció al gobierno de Macri.

En pasadas reuniones con el presidente de Argentina, el FMI estableció como condición revisar los alcances del programa que el gobierno argentino presentó hace unos meses. Para aflojar la ayuda, señaló Lagarde en un comunicado, el gobierno de Macri requiere plantear nuevas medidas monetarias y fiscales.

Comentarios