Mientras Tanto

Mundo enfermo y triste: Hallan 87 elefantes asesinados sin sus colmillos

Alrededor de 90 elefantes fueron hallados muertos en un popular santuario ubicado en Botsuana, al sur de África. De acuerdo a Elephants Without Borders (Elefantes Sin Fronteras), esta fue la matanza más grande que se ha visto en el continente.

Botsuana es el país con la población más grande de elefantes en el mundo y, de acuerdo con el portal de noticias BBC, en los últimos años esta nación ha tenido que lidiar con la infiltración de cazadores furtivos.

Matan a casi un centenar de elefantes en África

EWB, realizó una evaluación del área en donde fueron asesinados los mamíferos, revelando que fueron 87 ejemplares las que perdieron la vida. Además, agregaron que varios de ellos fueron encontrados sin colmillos, lo mismo ocurrió con cinco rinocerontes blancos cazados hace tres meses.

“Estoy asombrado, completamente anonadado. La magnitud de la caza furtiva de elefantes es, por mucho, la más grande que he visto o de la que he leído en cualquier lugar de África hasta la fecha. Cuando comparo esto con las cifras y los datos del Gran Censo de Elefantes, que conduje en 2015, estamos registrando el doble de elefantes recién cazados que en cualquier otra parte de África“, comentó Mike Chase, de Elephants Without Borders.

FOTOGRAFÍA CON CONTENIDO SENSIBLE

Matan a casi un centenar de elefantes en África

Dicho censo que menciona Chase, arrojó que en la última década murió una tercera parte de los elefantes de África y que 60 por ciento de los mamíferos en Tanzania murieron en los últimos cinco años.

Botsuana se había caracterizado por haberse mantenido como una fortaleza y gran refugio para los elefantes. Incluso sin vallas protectoras, los elefantes que habían sido rastreados con dispositivos, mostraban que sus trayectos se dirigían hacia este país y se mantenían ahí dado que era un lugar seguro para ellos.

Matan a casi un centenar de elefantes en África

Este país contaba con una población de elefantes de aproximadamente 130 mil ejemplares, por lo que era conocido como el último santuario en África, mientras que el resto del continente era cruel para los elefantes que eran perseguidos para el tráfico de marfil.

Todo cambió hace dos años, explica BBC, pues en una investigación en la que el medio acompañó a Chase a sobrevolar la zona, se encontró por primera vez una hilera de elefantes a los que les habían arrebatado sus colmillos.

Los nuevos ejemplares muertos aparecieron en las profundidades de Botsuana, esto muy cerca de las fechas en las que fue desarmada la unidad anticaza.

“La gente nos advirtió de un inminente problema de caza furtiva y creímos que estábamos preparados. Los cazadores están ahora apuntando sus armas hacia Botsuana. Tenemos la población de elefantes más grande del mundo y es temporada abierta para los cazadores. Queda claro que debemos hacer más para detener la magnitud de lo que estamos viendo en nuestra evaluación“, dijo Chase.

Comentarios