Roberto Pereyra: La estrella del Watford que trabaja sin reflectores

 

 

 

El sorprendente co-líder de la Premier League, Watford, está hecho a base de estrellas. Estrellas como Roberto Pereyra, acostumbradas a trabajar sin reflectores.

Cuatro partidos después, el ‘Tucumano‘ lleva tres goles. El Watford es líder, junto al Liverpool y el Chelsea. Es el tercer torneo de Pereyra con el equipo inglés y ha repetido su historia. No trabaja con reflectores, pero es una pieza clave en el esquema.

Roberto Pereyra empezó su carrera como futbolista en 2008. Llegó a River Plate con 17 años y con la ilusión de conocer a su máximo ídolo: Ariel Ortega. El destino le iba a cumplir ese deseo y además, lo pondría a jugar a lado de él.

Foto: Getty Images

La etapa del ‘Tucu‘ en River fue más que turbulenta. El conjunto de los ‘Millonarios‘ vivía su peor época. Eso lo benefició para ser llevado al primer equipo. Y su debut con el mismo fue el 16 de mayo del 2009, en una dura derrota de 4-0 frente al Huracán.

¿Su posición? En aquellos primeros partidos, el ‘Tucu’ inició jugando por derecha. Pasó a hacerlo por izquierda y terminó como enganche. La versatilidad de un jugador que mide menos de 1.80 también lo ha beneficiado. Pereyra ha sabido adaptarse a las necesidades de cada entrenador que ha tenido.

La salida de River Plate fue por la puerta de atrás. Le tocó el descenso del equipo argentino y aunque la afición no lo culpó, al ser un jugador joven, tampoco logró tener una conexión con él. El 26 de junio del 2011 abandonó las filas del club, para emigrar al Udinese de la Serie A por 4 millones de euros.

Roberto Pereyra: La estrella del Watford que trabaja sin reflectores
Foto: Getty Images

Al Udinese llegó con poco cartel y ante el buen paso del equipo, pasó más tiempo en el banco durante su primer año. Apenas había logrado adaptarse a un futbol más lento como el italiano, cuando la Juventus se interesó en él.

Hasta su octavo partido con el Udinese, marcó su primer gol como jugador profesional. Fue frente a la Lazio. Anteriormente en River había tenido 44 participaciones oficiales, sin poder anotar.

En la siguiente temporada, la 2012-2013, el nombre del ‘TucuPereyra volvía a hacer eco en Argentina. Participó en 31 de los 38 partidos del Udinese marcando un total de cinco goles. El centro del campo parecía acomodarle mejor al futbolista.

Foto: Getty Images

A la ‘Juve‘ llegó en calidad de préstamo con una opción de compra. Ahí tuvo que recorrerse una vez más a las bandas, debido al esquema que manejaba en su etapa Antonio Conte y el que utilizó en algunas ocasiones Massimiliano Allegri.

Fueron dos años en los que Pereyra fue un recambio natural, pero cumplidor. Le pegaba con la derecha, con la izquierda y de pronto se convertía en ese enganche que llenaba de magia los juegos de la Juventus.

No obstante una lesión y la llegada de otros jugadores le fueron restando minutos, tanto que en 2016 salió del equipo. El Watford pagó 12 millones de euros por él, siendo el fichaje más caro en la historia del club. ¿Por qué tanto? Fue Walter Mazzarri, el técnico de los ‘Hornets‘ en aquel momento el que le dio la confianza.

Su primera temporada fue de regular a mala. Apenas jugó en 13 partidos, dando 3 asistencias y anotando 2 goles. Fue su año de adaptación al futbol inglés. El año siguiente, ya con otro entrenador, estuvo presente en 27 partidos y apenas pudo marcar 3 goles, dando 2 asistencias.

El ‘Tucu‘ sabía que la temporada 2018-2019 tenía que ser la de la confirmación. Y no ha decepcionado. Tres goles, qué decimos goles, tres golazos que tienen al Watford soñando desde temprano. Pensando en un título que ¿por qué no? Puede ser posible.

La lección que nos deja hoy Roberto Pereyra, es que el reconocimiento de tu trabajo no es todo lo que importa. Mientras tú estés satisfecho con lo que has logrado. Nada tiene por qué afectarte. Y así seguirá el camino del Watford con el ‘Tucu’ en la Premier League.

Comentarios