Aquí nos tocó vivir

El camino a la legalización

Por Daniel “Tachi” Villalba y Adrián Montemayor

Hace unos días detuvieron a seis personas por vender marihuana a granel en Paseo de la Reforma. Sin embargo, desde hace casi un año la marihuana medicinal es legal, pero sólo en papel.  Muy probablemente, el próximo año esto no será un crimen. Podrás comprar y fumar un porro en la calle y no romperás ninguna ley. Las condiciones están puestas. La legalización del uso medicinal y recreativo de la marihuana avanza y no hay quien la detenga.

Existe un consenso: la guerra contra el narco falló. La marihuana tiene uso terapéutico y no representa un peligro a la salud pública pues no provoca sobredosis. Sus efectos son mucho menores a los del tabaco y el alcohol. Y su legalización no ha provocado mayores efectos nocivos en las sociedades donde ya se ha implementado.

El año pasado el Congreso Federal aprobó modificar la Ley General de Salud para reglamentar el uso, importación, comercialización y manufactura de los derivados farmacológicos de la marihuana. Esto gracias al cambio de preferencias por el caso de Grace, la niña que requería jarabe de mariguana para su tratamiento para un padecimiento epiléptico.

En semanas pasadas la Suprema Corte dictaminó que la CDMX puede legislar sobre el uso medicinal de la marihuana, aceptando su redacción en la nueva Constitución, que señala:

“A toda persona se le permitirá el uso médico y terapéutico de la cannabis sativa, índica, americana o marihuana y sus derivados, de conformidad con la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y la legislación aplicable.”

Últimamente ha crecido el número de voces en el gobierno que promueven la legalización. La futura Secretaría de Gobernación impulsa la legalización de la siembra, cosecha, trasiego y uso lúdico. El día de ayer, el Jefe de Gobierno en funciones, José Ramón Amieva, apoyó su uso lúdico. También lo hizo Juan Ramón de la Fuente y el próximo Secretario de Seguridad Pública.

mariguana
Foto: Shutterstock

Así que, ¿qué falta para legalizarla?

Hay dos caminos; uno legislativo y otro judicial:

a) Legislativo

El Congreso ya aprobó la legalización para uso medicinal. Actualmente la Secretaría de Salud, a través de la COFEPRIS y la COFEMAR trabaja en la reglamentación. El primer proyecto de reglamento fue desechado porque se planteó sólo permitir la cosecha para fines científicos. Actualmente está detenida por voluntad política, pues las elecciones congelaron su avance. Una vez que se publique, incluyendo al autocultivo,  podrás -con receta médica- cosechar marihuana con fines terapéuticos y/o comprar productos canábicos en las farmacias con licencia para vender psicotrópicos.  

Para su uso lúdico -sin receta- , se tiene que reformar la Ley General de Salud para excluir a la marihuana de la lista de narcóticos cuyo consumo, posesión, transportación y comercialización con fines lúdicos constituye un delito.

b) Judicial

La Suprema Corte ha aceptado cuatro amparos que permiten la cosecha y/o importación de la marihuana y sus derivados para fines terapéuticos o lúdicos. Si acepta una quinta, podría generar jurisprudencia que obligue a legislar para su despenalización. Sin embargo, necesita votarse en el pleno de la Corte y no hay certeza de tener el respaldo de la mayoría de los ministros.

Hay mucho que falta reglamentar, como las leyes secundarias a nivel local que podrían normar la comercialización de los demás productos derivados del cáñamo como textiles, productos cosméticos, bioplásticos, etc.

Hay avances en la legalización, pero aún falta mucha chamba de nuestros gobernantes. El cambio no debe ser sólo en lo legal y en la legislación, sino también en la sociedad. Y, sin embargo, queda preguntar: ¿para qué la prohibieron en primer lugar?

*****

Daniel “Tachi” Villalba es Coordinador de Wikipolítica Jalisco y Adrián Montemayor es miembro de  Wikipolítica CDMX,  organizaciones políticas sin filiaciones partidistas .

Facebook: WikipoliticaCDMX | Wikipolítica Jalisco

Twitter: @wikipoliticacmx |  @montemx | @tachi_villalba

Comentarios