No le pregunten a Monica Lewinsky sobre Bill Clinton (y menos del vestido)

Sí, Monica Lewinsky saltó a la fama —involuntariamente— por ser becaria en la Casa Blanca y tener relaciones con Bill Clinton; pero eso tiene 20 años. En 2018 Lewinsky es conferencista, escritora, activista y hasta actriz de Reality. Por eso, si una conversación se acerca al tema del expresidente ojo alegre y al infame vestido azul, saldrá del escenario y no contestará más preguntas. 

Este lunes, Lewinsky dio una conferencia en Israel sobre los peligros del internet y los daños de las ‘vergüenzas públicas’. Al finalizar la conferencia, se sentó para ser entrevistada por una reconocida periodista local. La cosa es que la anfitriona que tuvo la puntada de preguntarle sobre las repercusiones del Zippergate y Lewinsky la dejó plantada.

“¿Sigues esperando que Clinton se disculpe?”, preguntó la periodista israelí.

“Lo siento, pero no voy a hacer esto”, dijo Lewinsky mientras corría en tacones por el escenario.

Hasta ahí, la historia va normal, pero Lewinsky explicaba en Twitter lo que había sucedido y dejó muy muy mal parada a la periodista. De acuerdo a la ex becaria, se había reunido con la periodista un día antes y habían acordado no mencionar a Clinton en esto. Es más, ya habían acordado que esa pregunta en específico estaba fuera de los límites.

“Me fui porque es más importante que nunca que las mujeres se defiendan y no permitan que otros controlen sus narrativas” , explicó.

Comentarios