Trump califica como “traición” la columna anónima del New York Times

Nuevamente, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, se encuentra en el ojo del huracán. La tarde de este miércoles, por medio de su cuenta de Twitter, el presidente publicó un mensaje un poco más minimalista de lo que estamos acostumbrados: “¿Traición?”. 


Pero, ahora ¿por qué?

Este miércoles, el diario estadounidense The New York Times publicó una columna de opinión anónima. Al parecer, el autor es un funcionario de alto rango en el gobierno de Trump cuya identidad se desconoce. Y el contenido por su puesto que no le agradó al presidente.

Para empezar, el texto se titula “I Am Part of the Resistance Inside the Trump Administration” (Soy parte de la resistencia dentro de la administración de Trump). 

Empieza afirmando que el presidente Trump está enfrentado una prueba a su presidenciacomo la que ningún líder estadounidense moderno ha enfrentado”. Explica que no sólo se trata del alcance que pueda tener la investigación especial por la trama rusa, o el asunto de que el país está dividido en opinión con respecto a su liderazgo, o de que su partido (el Republicano) pueda perder la Cámara de Representantes delante de una oposición que busca derrocarlo….

“El dilema -que él no entiende por completo- es que muchos de los funcionarios de alto rango de su propio gobierno trabajan diligentemente desde adentro para frustrar partes de su agenda y sus peores inclinaciones. Yo sé que es así. Yo soy uno de ellos”, se lee.

Señala que muchos funcionarios que han sido designados por Trump se han comprometido para “preservar nuestras instituciones democráticas”, además de frustrar los impulsos más erróneos de Trump hasta que deje el caro.

Comentan que la raíz del problema es la amoralidad del presidente, y que cualquier persona que trabaje con él sabe que “no está anclado a ningún principio discernible que guíe su toma de decisiones”.

Y no, la carnicería todavía no termina 

Califica al presidente como impetuoso, conflictivo, mezquino e ineficaz. Asegura que la mayoría de altos funcionarios está trabajando para aislar sus operaciones de “sus caprichos”.

Señala que comúnmente las reuniones con el presidente Trump se descarrilan y se salen del tema. Por que frecuentemente toma decisiones a medias, mal informadas y en ocasiones imprudentes, de las que se tiene que retractar”.

Incluso, este funcionario anónimo le habla a los ciudadanos diciendo que reconocen plenamente lo que está ocurriendo y que tratan de “hacer lo correcto” incluso cuando Trump no lo hace.

Confiesa que hubo rumores tempranos dentro del gabinete sobre invocar la Enmienda 25, misma que implicaría el inicio de un proceso para sacar al presidente del poder, sin embargo nadie quizo echarse encima una “crisis institucional”.

“La mayor preocupación no es lo que Trump ha hecho a la presidencia, sino lo que nosotros como nación le hemos permitido que nos haga. Nos hemos hundido profundamente con él y hemos permitido que nuestro discurso fuera despojado de la civilidad”, sentencia.

Finaliza asegurando que existe una “resistencia silenciosa” dentro del gobierno de Trump, pero que la verdadera diferencia estará en los ciudadanos comunes que decidan eliminar las etiquetas para portar una sola: “la de estadounidenses”.

Comentarios