Noticias

McNamara reveló “ruptura sentimental” antes de ser encontrada inconsciente en yate de Baillères

Cada vez se ofrece más información sobre la misteriosa muerte de la modelo Sinead McNamara, la cual quizás no habría tenido tanto eco en nuestro país de no haber involucrado a Alberto Baillères, empresario mexicano, reconocido en 2015 con la medalla Belisario Domínguez.

Pues bien, aunque a muchos les parecerá la forma más rápida de resolver el caso, todo apunta a que McNamara, de 20 años, pudo haberse suicidado. Apenas hace unos días se confirmó que la modelo murió sin violencia de por medio y ahora se indica que, previo a ser hallada inconsciente con una cuerda alrededor del cuello, la chica reveló que enfrentaba una “ruptura sentimental”.

 

Lo anterior no está 100% confirmado. Fue divulgado por una fuente policial, según apunta el portal australiano news.com.au. “(Sinead) Estaba molesta e hizo comentarios sobre el final de una relación o algún tipo de problema en su vida privada”, indicó la fuente del portal que, indica La Jornada, está familiarizada con las investigaciones entorno a la muerte de McNamara.

Recordemos que la modelo veinteañera llevaba trabajando en el yate de Baillères alrededor de cuatro meses. El día en que fue encontrada inconsciente terminaba su contrato. Según la fuente, 15 minutos antes de ser descubierta ahorcada, McNamara habló con un integrante de la tripulación. Aunque todavía estaba con vida, murió camino al hospital.

Senead McNamara, modelo
Foto: instagram.com/sineadmcnamara/

La teoría de que la muerte de Sinead McNamara halla sido producto de un suicidio podría ser reforzada con el resultado del análisis de las imágenes registradas por las cámaras de seguridad del yate de Baillères. Algo que llevará su tiempo, ya que la nave del empresario mexicano tiene una extensión de 93 metros y posee seis pisos.

Además de los testimonios de la tripulación del Mayan Queen IV y las grabaciones de las cámaras de seguridad, en la investigación de la muerte de McNamara también se analizarán sus redes sociales. Algunos de ellos son “contradictorios”.

Un día antes de su muerte, la chica fue vista en un bar del puerto de Agnostoli, acompañada de miembros de la tripulación del yate de Bailleres. “Ella bailó encima en una de las mesas”, recuerda el gerente del lugar, Makais Chaliodis.

Comentarios