Aquí nos tocó vivir

Separan del cargo a tres pilotos de Aeroméxico por accidente del vuelo 2431

En el seguimiento del caso del vuelo 2431, que se desplomó tras despegar en el Aeropuerto Internacional de Durango, tres pilotos de Aeroméxico fueron separados de su puesto debido a que violaron los protocolos de operación.

De acuerdo con Aeroméxico, donde los pilotos laboraban, uno de ellos se encontraba en entrenamiento sin tener autorización para hacerlo.

Andrés Conesa, director general de Aeroméxico, detalló que la conducta de los tres pilotos transgredieron los protocolos -violando de manera deliberada las políticas, manuales y procedimientos de la aerolínea-.

Esta decisión es independiente de las labores que lleva a cabo la Comisión investigadora, que ha indicado que una de las causas del accidente fueron los factores climatológicos.

“Este comportamiento es inaceptable y no vamos a tolerar, por ningún motivo, que la conducta de estas personas pongan en riesgos la confianza de los clientes”, detalló Andrés Conesa en el comunicado.

De acuerdo con información de la Dirección General de Aeronáutica (DGAC), la Comisión investigadora detecto que un piloto en entrenamiento llevó a cabo maniobras de despegue del avión, en el que viajaban 103 personas y tenía como destino la Ciudad de México.

Carlos Galván era el capitán de este vuelo y ha sido separado de su puesto, al igual que el copiloto Daniel Dardón Chávez.

Hay que recordar que el pasado 31 de julio, el Embraer 190 se desplomó al despegar en el Aeropuerto Guadalupe Victoria, en Durango.

Gracias al protocolo de emergencia, los pasajeros lograron salir a tiempo del avión. Sin embargo, algunos de ellos acusaron a la empresa de negligencia por llevar a cabo el despegue durante una fuerte lluvia.

Las autoridades han informado que la principal causa del desplome fue por factores climatológicos. El día de ayer, en conferencia de prensa, José Armando Constantino, presidente de la Comisión Investigadora de Accidentes Aéreos de la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC), dio a conocer que aquella tarde hubo un cambio de clima “súbito” durante los primeros minutos del despegue.

Por ende, “un viento de cola” -microrráfaga- golpeó la parte trasera de la aeronave, provocó una “falta de levantamiento” y el ala izquierda del avión chocó con la pista y, finalmente, esto ocasionó el accidente. Sin embargo, aún no se ha dado a conocer un dictamen final, que se prevé se dará en noviembre.

LEER: Previo al accidente del vuelo 24 31, Colegio de Pilotos exigía seguridad en vuelos

**Foto de portada: @CEPCDurango

Comentarios