¿Un salto a la derecha? Todo lo que tienes que saber de las elecciones en Suecia

¿Qué podemos decir de Suecia que no hayamos escuchado antes? ¿Que son uno de los países más felices, líder mundial en combatir el cambio climático o el país con mayor innovación? Tal vez puedan presumir que “allá sí estudian” o que su sistema educativo y de recaudación de impuestos son de gran nivel. Chance, hasta se enorgullecen de que nadie en Estocolmo le vaya al América.

Ese país, que ejemplifica el idealismo —a veces llevado al extremo— del Modelo Nórdico, tendrá este fin de semana una de las elecciones más importantes en su historia y acá te contamos todo lo que tienes que saber.

suecia-pais-elecciones
Foto: Visit Sweden

¿Por qué son importantes?

Suecia, como todo Europa y Estados Unidos está viviendo un renacimiento de la extrema derecha. Si los veías muy felices con su tercer lugar mundial en calidad de vida o con su reconocidísimo Estado de bienestar, prepárate para una sorpresa.

Combina miles de migrantes, populismo, un histórico estancamiento en los sueldos y un actual primer ministro sin mucho chiste. Calienta 4 años al fuego lento de los disgustos sociales y prepárate para ver el nacimiento de los Demócratas de Suecia: un partido político iniciado con raíces neonazis que se opone completamente a la migración y tiene su base fuerte en el nacionalismo.

Jimmy-akesson-suecia-derecha-elecciones
Jimmy Åkesson // Foto: EU Observer

De acuerdo a todos los estimados, los Demócratas de Suecia, liderados por Jimmy Åkesson, se van a llevar más o menos un 20% de la votación.

¡Ay! ¿Cuál es el problema si 20% no es casi nada?

Pues no, no suena mucho al sacar las cuentas y ver que 1 de cada 5 suecos se decantó por los Demócratas de Suecia. Sin embargo, los demás partidos del sistema han tenido mejores días.

Los Socialdemócratas son el partido actualmente en el poder y el partido del actual Primer Ministro, Stefan Löfven. De acuerdo a los estimados, tendrán su peor resultado en más de un siglo si alcanzan el 26% pronosticado. Los Socialdemócratas han ganado todas las elecciones desde que se fundaron en 1917.

Stefan-lofven-elecciones-suecia-ministro
Stefan Löfven // Foto: Europa.eu

Mientras tanto, están Los Moderados, el partido de centro-derecha. Han estado en el gobierno por un rato y son la alternativa alivianada para la derecha del país nórdico. Las encuestas dicen que los Demócratas de Suecia les van a quitar suficientes votos para dejarlos en un lejano tercer lugar.

¿Y ahora?

Técnicamente, Suecia es una democracia parlamentaria —olvidemos la monarquía por un rato— y por ende, los 349 asientos en el Riksdag (el Congreso) son ‘los picudos’ en el país. Más de 7 millones de votantes elegirán a los representantes de partidos que formarán la cámara y una vez sentaditos, elegirán a un nuevo Primer Ministro.

Normalmente el Primer Ministro viene del partido mayoritario —o de la alianza más sólida— y de ahí mismo se formará el gobierno y se elegirán a los futuros ministros.

Lo complicado acá es: ¿qué hacer si no hay un partido mayoritario? ¿qué hacer si todos los partidos decidieron no aliarse con los Demócratas de Suecia, aunque tengan 20% de los lugares?

¿Cómo llegaron a esa situación?

Algo hay que dejar en claro, por más extremos —pa’ derecha o pa’ la izquierda—, básicamente todos los partidos políticos de Suecia están de acuerdo en continuar con su tradicional Estado de bienestar. Es una parte fundamental de su cultura y con las adecuaciones actuales han logrado navegar sin ninguna bronca por cualquier crisis económica internacional.

Las diferencias aparecen cuando se preguntan si ese mismo estado benefactor aplica para un 18% de toda la población en Suecia. Ese es el número de migrantes, los que no nacieron ahí y que una gran mayoría llegó hace relativamente poco tiempo. 

¿Y la migración si es un grave problema?

En el punto más bravo de la crisis de migrantes en Europa, Suecia recibió a 163 mil migrantes en busca de asilo. Cuando contamos que la población de Suecia no llega ni a los 10 millones, no hay un país que recibiera más migrantes per capita. 

Los críticos de la migración —o sea, los Demócratas de Suecia— mencionan que el mercado laboral en Suecia y las diferencias en habilidades y educación, han hecho que la población no se adaptara fácilmente a vivir en el país nórdico. Ante eso, se habla del crecimiento en el crimen. 

En 2017 vivieron el año con más homicidios desde que cambió el siglo. Técnicamente fueron solo 117 asesinatos, pero eso preocupa a la población. También, han visto un incremento histórico en violaciones y acoso. Además, los críticos hablan de un extraño fenómeno de pandillerismo violento.

¿Qué va a pasar el domingo?

Obvio, no se puede predecir, pero lo más seguro es que los Demócratas de Suecia queden en segundo lugar. Sin embargo, su alto porcentaje de representación en la Cámara hará que sus voces y votos compliquen la definición de un Primer Ministro relativamente moderado.

“Las personas piensan que partidos como los Demócratas de Suecia son movimientos de protesta, que se irán eventualmente (…) Sin embargo, el populismo nacionalista en Europa lleva mucho tiempo creciendo y será una fuerza digna de reconocerse en el panorama político. Este es un cambio histórico”, decía Matthew Goodwin, un profesor de política de la Universidad de Kent entrevistado por TIME.

*Con información de New York Times, TIME, Financial Times, BBC, Wall Street Journal & CNN

Comentarios