¡Ya párese, señor! El porrazo que se acomodó Mourinho en Wembley

Todo lo que sube, tiene que bajar. Es la ley de la vida, pero ésta se pasó de lanza con el técnico de José Mourinho, quien después de un mal inicio con el Manchester United en la Premier League el timonel ha tocado fondo, literalmente.

El estratega de los Red Devils fue uno de los invitados al partido entre las Selecciones de Inglaterra y España en el estadio de Wembley, a donde llegó una horas antes del silbatazo inicial.

El portugués llegó un tanto presuroso, evadió a los pocos aficionados que lo vieron llegar al inmueble y fueron tantas sus ansias por llegar a su palco que quiso saltar uno de los cordones de seguridad, los cuales le tendieron una trampa.

Mourinho pasó el cordón con el pie derecho, pero el izquierdo se le atoró, por lo que fue inevitable que diera una “borrachazo” hasta que de plano aterrizó. Si un borracho que se respeta nunca suelta el vaso pase lo que pase, el estratega no soltó ni su celular ni el abrigo que llevaba en la mano derecha, y tampoco la entrada, que tenía en la mano izquierda.

El lusitano se levantó sin daños, pero eso sí, con una cara de vergüenza que denotaba el clásico “ojalá nadie me haya visto”.

Twitter lo acaba de rematar

La caída de Mourinho provocó, inevitablemente, diversas reacciones en Twitter, especialmente burlas y peticiones de que se revise la acción con el VAR para sancionar a los responsables de esta vergonzosa acción.

 

Comentarios