Mark Ruffalo revela por qué Hulk no quiso ‘salir’ en ‘Avengers: Infinity War’

La última entrega de la saga de Avengers, salida hace unos meses este 2018, se convirtió en una de las películas más taquilleras en la historia y, por ende, la más exitosa en el mundo de los superhéroes, no sólo los que pertenecen a Marvel, sino a todos en general. Infinity War, además, ha sido uno de los crossover más grandes llevados a la pantalla.

Por acá aparecieron casi todos los Vengadores y, por primera vez, se reunieron. Por ejemplo, la mayoría de los Guardianes conocieron a Thor, Iron Man, Spider Man y Doctor Strange mientras Capitán América y compañía conocieron a Groot y Rocket Racoon. Todas estas reuniones se dieron con el objetivo de luchar contra Thanos, un personaje malvado que reunió las Gemas del Infinito para terminar con la mitad de la humanidad y todos los seres que existen en el universo.

Al final, para todos aquellos que la vieron, Thanos lo logró y se deshizo de varios personajes conocidos (SPOILER) como Black Panther, Groot, Star Lord, Spider-Man, la Bruja Escarlata y más. Sin embargo, la presencia de Doctor Strange y su última frase para justificar la vida de Iron Man y el hecho de que le diera la gema del tiempo a Thanos, dice más de lo que parece: que aún queda esperanza y que tal vez, esa era la única manera ganar.

Ahora bien. Una de las dudas más grandes y que no había sido resuelta, es por qué Hulk nunca salió a pelear. Durante toda la cinta, vemos cómo Bruce Banner pide a Hulk que salga, pero este se resiste y no lo hace. ¿La razón? Mucho se ha especulado. Primero fue por el supuesto temor que Hulk le tiene a Thanos. En la primera parte de Infinity War, Thor, Loki y Hulk se encuentran en una nave destruida por Thanos, y este último prácticamente destruye a Hulk; así que Heimdall utiliza su fuerza para enviarlo a la Tierra. Pero no es así. 

¿Entonces? Mark Ruffalo, quien interpreta a Hulk y Bruce, reveló la verdadera razón en el podcast “Heapin’ Helpin’ of Hulks” de The Marvelist: no le tiene miedo a Thanos, sino al mismo Bruce Banner. Desde que nos presentaron a estos dos personajes, han habido diferencias entre ellos a pesar de que Bruce “controla” la salida de Hulk con su famoso “I’m always angry” en The Avengers de 2012. Sin embargo, siempre han tenido problemas, y el más evidente surgió en la segunda entrega Avengers: Age of Ultron de 2015.

En esta cinta, los creadores nos presentan a la Bruja Escarlata y su hermano. Estos dos personajes y su odio por Tony Stark, los llevan a enfrentarse con los primeros Vengadores. El personaje de Elizabeth Olsen tiene la capacidad de alterar la mente de las personas y hacer que perciban una realidad que no es basada en sus miedos. A todos les hace lo mismo, pero con Hulk es diferente, ya que comienza a destruir toda la ciudad sin control, dejando claro que es más peligroso que otra cosa.

A partir de aquí, de acuerdo con Ruffalo, comienza el miedo de Hulk por Banner, el cual se refleja de manera directa en Infinity War. Esta pelea entre los dos también es evidente en Thor: Ragnarok de 2017 y su estancia en el planeta Sakaar. ¿Alguna vez lo volveremos a ver? Tendremos que esperar a la cuarta entrega de Avengers para ver cómo los Russo solucionan el problema y Hulk puede formar y participar en la recuperación de la historia.

Pero antes de esto, Marvel Studios y Disney estrenará Captain Marvel en marzo de 2019,  la primera cinta que pone a una mujer como protagonista y que presentará la historia de Carol Danvers. Su cinta se conectará casi de forma directa en Avengers 4 después de que Nick Fury y Maria Hill, al final de Infinity War, pidieran ayuda a Captain Marvel.

Comentarios