Champions League

Champions League: El día que cambió su formato para ser espectacular

La Champions League es una de las competencias más espectaculares que hay a nivel mundial. Temporada tras temporada nos sorprende con partido del más alto nivel.

Pero ¿cómo llegó a ser el torneo que todos quieren jugar? Antes sólo ocho equipos tenían la posibilidad de hacerlo. La competencia se dividía en dos grupos y aquellos que terminaban como líder de cada uno, accedían a la final.

Algo así como el Mundial de Clubes pero todavía más corto. Desde entonces el Real Madrid ya tenía una relación de amor con la que se conocía como la Copa de Europa.

La Champions League: El día que cambió su formato para ser espectacular
Foto: Getty Images

La primera vez que se jugó este torneo, fue bajo el nombre de Copa de Clubes Campeones de Europa. Con el impulso de la revista L’Equipe y del entonces presidente del Real Madrid, se jugó lo que ahora conocemos como la Champions League.

Pensar que la Premier League no quiso entrar, en primera instancia, ya que no le auguraba un buen futuro a la competencia. JA!

Pero el verdadero cambio llegó en 1999. Con la intención de que se volviera un torneo de mayor nivel y que se compitiera más, se incluyeron más equipos. Desde antes se había propuesto que se aumentara la participación de clubes pero hasta dicho año entró en vigor el nuevo formato.

La Champions League: El día que cambió su formato para ser espectacular
Foto: Google

Se eliminaron los dos grupos y se instalaron las rondas eliminatorias. Ahora eran ocho grupos de cuatro participantes. Los líderes de cada sector avanzaban a la siguiente ronda, que eran los Octavos de Final. Los cruces en dicha instancia se definirían en un sorteo.

La primera final con aquel formato la alcanzaron dos equipos españoles. El Real Madrid y el Valencia. El conjunto merengue se quedó con el título al final.

Pero ese no fue el último cambio que sufriría la Champions League. En 2009 se decidió que los campeones de cada liga irían aparte. Por lo tanto no podrían empalmarse en una fase de grupos. Entonces cada sector quedaría conformado por un campeón y la competitividad aumentaría.

Foto: Getty Images

Y finalmente a partir de 2016, de acuerdo al ranking que tengan los países, podrán tener más representantes en la Champions. Es decir, las grandes ligas pueden tener más equipos en la competencia. Pero si alguna de ellas comienza a ‘caer’, entonces perderá una o dos plazas.

Han habido ajustes, sí. Los detalles se han ido corrigiendo. Pero la vida futbolística de cualquier aficionado e incluso de los que se dicen no aptos para el balompié, no sería lo mismo sin la Champions League.

Comentarios