Aquí nos tocó vivir

Ahora en Cuajimalpa: linchan a presunto robachicos, hay ocho detenidos

A pesar de que autoridades han desmentido la supuesta ola de robo de menores y que en casos como el de Acatlán de Osorio los señalados resultan ser inocentes, la sigue haciendo justicia por cuenta propia. Ahora fue en Cuajimalpa, en la localidad de San Mateo Tlaltenango.

Una turba de por lo menos 300 personas acabó con la vida de un joven de 24 años a quien acusaron de intentar el robo de un niño. De acuerdo con La Jornada, la víctima logró ser rescatada con vida por los policías de la localidad; sin embargo, la muchedumbre fue por él hasta el atrio de la iglesia (donde los agentes intentaron resguardarlo) y, tras arremeter contra los uniformados, continuaron con el castigo al supuesto criminal.

El titular de la Secretaría de Seguridad Pública de la Ciudad de México (SSP-CDMX), Raymundo Collins, señaló que al lugar acudieron cerca de 250 efectivos, los cuales lograron calmar los ánimos de la turba y rescatar todavía con vida al joven. No obstante, cuando éste era trasladado al hospital para recibir atención médica, falleció.

Bajo la advertencia de que cada vez que sucedan hechos como este en la Ciudad de México los agentes intervendrán, Collins aseguró que no se permitirá que la gente haga justicia por su propia mano… bueno, salvo esta ocasión que ya se permitió y con fines trágicos… pero de aquí en adelante, no se volverá a permitir.

De acuerdo con la PGJ, el joven linchado aseguró que él había acudido a un domicilio para buscar a un conocido, pero salió un niño… y fue así que pobladores acusaron que pretendía llevarse al menor y procedieron con su detención y linchamiento.

linchamiento en Cuajimalpa
captura de pantalla

Durante las acciones para intentar contener a la turba, la policía de Cuajimalpa logró la detención de ocho personas, las cuales fueron remitidas al Ministerio Pública y luego trasladadas a la Fiscalía Central de Investigación. Según la Procuraduría capitalina, se abrieron dos carpetas de investigación, una por delitos de resistencia de particulares, la otra, por homicidio calificado.

Apenas el pasado domingo, en la colonia Santa Rosa Xochiac, delegación Álvaro Obregón, la policía logró contener un intento de linchamiento. Como se puede ver, lo que hay no es ola de rapto de menores, sino de hartazgo de la población. “No es válido, pero es entendible, porque la gente siente que nadie la protege y sí no lo hacen ellos, no lo hace nadie, lo cual es una señal de alarma”, señaló la presidenta de la Comisión de Derechos Humanos de la Ciudad de México, Nashieli Ramírez.

Comentarios