¿Cambio de estrategia? Ahora EEUU podría pagar a México para deportar centroamericanos

¿No que México iba a pagar el muro en la frontera sur de Estados Unidos para evitar la entrada de migrantes centroamericanos? Al parecer alguien Trump ya lo pensó bien y propuso ante el Congreso un cambio en la estrategia para terminar con los migrantes.

Recientemente, la administración del presidente Donald Trump envió una notificación al Congreso de Estados Unidos informando que tiene la “intención” de destinar 20 millones de dólares de los recursos de la asistencia a países extranjeros para echarle una mano a México y ayudarle a pagar los pasajes de avión y autobús a más de 17 mil personas que han ingresado de forma ilegal al país. Así lo informó The New York Times.

¡Que amables! o ¿no?

De acuerdo con una vocera del Departamento de Seguridad Nacional, Katie Waldman, el programa busca disminuir el flujo migratorio que atraviesa nuestro país hacia a frontera con Estados Unidos. 

Entonces, los dineros van a aumentar las deportaciones de centroamericanos y así impedir que lleguen con nuestros vecinos del norte. Además, cualquier migrante no autorizado en México que sea un “terrorista” o que se sospeche que lo sea también será deportado a través de ese programa.

¡Buen intento!

La cosa es que este no ha sido el único plan del gobierno gringo para detener la evidentemente no deseada migración ilegal de centroamericanos a su país. Desafortunadamente, una de las acciones que más le pegó a la popularidad del presidente fue la política de tolerancia cero, la cual buscaba procesar penalmente a todo migrante que entrara al país sin autorización. Sin embargo, llevó también a miles de niños a ser enjaulados y separados de sus padres.

¿El resultado? Crisis política y humanitaria. 

De la misma forma se han intentado reestructurar las reglas sobre quien puede calificar para solicitar un asilo y quien no, negociar un acuerdo para que los migrantes no puedan solicitar asilo en Estados Unidos sin antes haberlo solicitado en México, etc. No se ustedes pero eso suena a pasar la bolita…

Si eso sucediera, México tendría que ser el responsable de detener y revisar judicialmente a los inmigrantes antes de deportarlos. Y es que la frustración de Trump es que el proceso de revisión de las solicitudes de asilo y deportaciones es muy largo.

¿Pagar para que otro haga el trabajo sucio? 🤔

Comentarios