19S: A un año del sismo: Opacidad en donaciones para la ReconstrucciónMX

La sociedad civil se volcó en la ayuda para los damnificados por los sismos del 7 de septiembre8.2 grados— y del 19S —7.1 grados— ante el impacto de las imágenes que provenían de Chiapas, Oaxaca, Puebla, Morelos, Tlaxcala y la misma CDMX y el intento del gobierno por responder a la emergencia nacional.

En la ayuda participaron empresas privadas, sociedad civil, gobiernos extranjeros, partidos políticos, actores y hasta bandas de rock internacional con el objetivo de sumar esfuerzos —recursos— para levantar a un país que se vistió de luto.

Sin embargo, a un año de los sismos de septiembre, poco se sabe acerca de los recursos que estos grupos sumaron a la causa.

Opacidad y sin coordinación en donaciones por los sismos de septiembre
Labores de rescate en CDMX, tras sismo del 19S. Foto: Lucy Sanabria

Fondos públicos y privados

Para entender la reconstrucción, es necesario saber que hay varios fondos: los federales y las donatarias—dinero privado y aportaciones de la sociedad—.

Desde el Fonden —Fondo de Desastres Naturales— el gobierno de EPN ha distribuido los recursos. Sin embargo, no es el único fideicomiso federal que existe.

Y este detalle ha sido un problema para saber en dónde anda el dinero público: de acuerdo con el estudio “19S Reconstrucción” del Programa Interdisciplinario de Rendición de Cuentas (PIRC) del Centro de Investigación y Desarrollo de la Educación (CIDE), NO hay transparencia en la administración de los recursos.

Aunque Sedeso —Secretaría de Desarrollo Social—anunciara que ponía a disposición de la sociedad un portal para darle seguimiento a las donaciones en especie. Pero su conteo comenzó el 21 de septiembre, con sólo 80 entregas a comedores y albergues sin el detalle de la región a donde se destinó la ayuda.

Con respecto a las aportaciones con recursos privados el problema no es distinto: ¿qué hay de las aportaciones de empresas privadas, sociedad y comunidad internacional?

Van ejemplos

Días después del sismo del 19 de septiembre, la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) dio a conocer que China había donado 18.2 millones de pesos.

Corea del Sur donó un millón de dólares, que se sumaron al millón 152 millones de dólares que empresas y asociaciones entregaron para los damnificados. Por parte de El Vaticano, se registró una donación de dos millones 700 mil pesos.

My thoughts are with everyone affected by the earthquake in Mexico. Facebook is contributing $1 million to Cruz Roja…

Posted by Mark Zuckerberg on Wednesday, September 20, 2017

Mark Zuckerberg anunció la donación de un millón de dólares, mientras que U2 declaró que donaría las ganancias de dos de sus conciertos en México para construir refugios de emergencia.

 Samsumg y Uber reportaron donaciones para la Cruz Roja Mexicana.

Y en la política, el PAN y AMLO —mediante el fideicomiso Por los Demás— anunciaron donaciones, que después serían investigadas en el caso de Morena por opacidad y la utilización de esos recursos para las elecciones.

Las donatarias

“Al 31 de mayo del 2018 se recibió un total de tres mil 904 millones 576 mil 949.46 pesos, de 693 donatarias y fideicomisos autorizados”.

Pero sólo se han distribuido mil 994 millones 143 mil 959 pesos, sin que se tengan datos sobre el destino del resto de las donaciones en efectivo —mil 910 millones 432 mil 990.46 pesos—, de acuerdo con “Reconstrucción. A un año de los sismos”, informe realizado por Fundar.

Esta información se desprende de la solicitud que el Servicio de Administración Tributaria (SAT) hizo a las donadoras como un ejercicio de transparencia.

Cerca del 90% de los donativos fue en efectivo y el resto en especie.

Los donativos nacionales alcanzaron los tres mil 317 millones 745 mil 489.58 pesos mientras que los donativos internacionales correspondieron al 15% del total. Es decir, 586 mil 831 millones 459.88 pesos. La mayor parte de la ayuda se ha dirigido a Oaxaca —que reportó el 19.8%— y a CDMX—con un 13.3%—.

Lo que reportó Fundar no dista mucho del reporte oficial que el Senado de la República, mediante el Instituto Belisario Domínguez, entregó en diciembre del año pasado:

Nuestro país había recibido tres mil 413.4 millones de pesos por donaciones privadas, nacionales e internacionales. Sin embargo, de acuerdo con el estudio, NO existió una rendición de cuentas adecuada sobre dónde estaba el dinero.

Es decir, no existe una ruta general que nos muestre en qué se ha invertido, si ha llegado a los damnificados y el porcentaje de su uso.

Sólo un esbozo sobre las donaciones:

El 69% correspondía a los recursos que la Fundación Carlos Slim recaudó, el 7.6% a las aportaciones del fideicomiso Fuerza México —creado por el Consejo Coordinador Empresarial, que recibió recursos de gobiernos extranjeros, así como donaciones de mexicanos— y un 22.9% de otros actores.

Y si bien se trata de recursos privados, la necesidad de saber en qué se ha destinado el dinero corresponde al compromiso que adquirieron con la sociedad en un tema humanitario, pues aunque la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) es la responsable de vigilar el manejo de los recursos, las donaciones se generaron intereses para las empresas.

De acuerdo con el reporte de Fundar, las donatarias que más recursos recibieron fueron:

Cruz Roja Mexicana, Fundación Carlos Slim, Fideicomiso Fuerza México, Fundación BBVA Bancomer y Fomento Social Banamex.

Opacidad

En la Plataforma CDMX “No hay información conjunta de Fuerza México o las donaciones a nivel internacional… la información está fraccionada, nos explica Vania Salgado, coordinadora de Reconstrucción Transparente de Nosotrxs CDMX e integrante de Damnificados Unidos de Benito Juárez, Coyoacán y Cuauhtémoc.

Además, “Reconstrucción 19S” apuntó que al tener los fondos públicos y privados trabajando al mismo tiempo y no contar con una coordinación adecuada, existe el riesgo de la duplicidad de esfuerzos.

CDMX, poca transparencia

Antes que Miguel Ángel Mancera dejara la jefatura de gobierno, se presentó la Plataforma CDMX, que tiene como objetivo transparentar los recursos recibidos por el Fonden, donativos y hasta la ruta del dinero: en qué se invierte, a cuántos ha llegado la ayuda y cuáles son los avances.

Pero la realidad es otra. El análisis lo ha registrado Nosotrxs:

La plataforma de información está fraccionada… se debería informar no sólo de los recursos sino de los avances como los censos e infraestructura pública”, explica Vania Salgado, pues el riesgo continúa latente, estamos en una zona sísmica y los damnificados aún no cuentan con una respuesta tangible.

De acuerdo con la Plataforma CDMX:

Los donativos alcanzados en CDMX en 2017 corresponden a 25 mil 380 millones 47 pesos, 20 mil millones de pesos por parte de WalMart y cinco mil 380 millones 47 pesos de distintas aportaciones ciudadanas.

Opacidad y sin coordinación en donaciones por los sismos de septiembre
www.plataforma.cdmx.gob.mx

“Para quienes nos han preguntado insistentemente sobre los donativos, ahí está, eso es lo que tiene la Ciudad de México en materia de donativos, no hay más recursos que los mencionados”, declaró Mancera en el informe a seis meses del 19 de septiembre.

El exjefe de gobierno y ahora senador explicó que el gobierno capitalino destinó dos mil 620 millones 659 mil 092 pesos para la reconstrucción.

Sin embargo, la polémica no tardó en llegar de la mano de los diputados Leonel Luna, Mauricio Toledo y Jorge Romero quienes se “dieron a la tarea” de  autorizar los recursos para la reconstrucción.

En aquel caso, Benito Juárez, Coyoacán, Álvaro Obregón y Cuauhtémoc solicitaron recursos para la reconstrucción —se aprobó dar 14 mil 684 millones de pesos— pero cinco mil 301 millones estaban dirigidos a otros asuntos ajenos a la reparación de daños.

Las recomendaciones

Entonces, ¿qué hacer ante este panorama?

De acuerdo con Vania Salgado, hay tres recomendaciones que las autoridades deben considerar:

1.- Armar un mejor protocolo de acción para intervenir los inmuebles.

2.- Máxima transparencia en la distribución de los recursos.

3.- La creación de un Fondo Único de reconstrucción, “tener en un sólo lugar el origen y el destino de los recursos” —no es casualidad que el Instituto Belisario Domínguez haya hecho una recomendación similar, al señalar que el gobierno Federal necesita una unidad que coordine los apoyos del sector privado, la sociedad civil y comunidad internacional—.

Vale recordar que se atendió al llamado de auxilio por parte de la sociedad civil y la comunidad internacional y el tiempo apremia para los damnificados de Chiapas, Oaxaca, Morelos, Puebla, Tlaxcala, Guerrero, Estado de México y CDMX.

**Foto de portada: Presidencia de la República.

Comentarios