La historia detrás de la imagen del aficionado del Palmeiras

La televisión de Brasil captó el pasado fin de semana una de las imágenes más estremecedoras en el mundo del futbol cuando Silvia Grecco le contaba al oído a su hijo Nickollas lo que ocurría en el terreno de juego.

Nico, como le dicen en su familia y sus amigos, es un seguidor ferviente del Palmeiras y cada vez que se presenta la oportunidad, hace acto de presencia en el estadio para alentar a su equipo.

Tiene 11 años y nació prematuro, cuando su madre estaba en el quinto mes del embarazo. Debido a esta situación, Nico no desarrolló las retinas y tiene una visión disminuida al 10 por ciento.

 

Sin embargo, el futbol forma parte de su ADN como la mayoría de personas en Brasil y desarrolló una pasión por Palmeiras. Su último cumpleaños lo festejó justamente en el estadio, junto con el equipo de sus amores.

 

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Dia do time do coração. Começando comemoraçao 11 anos do Nickollas Palmeiras meu Palmeiras #dalheporco #palmeirassemprepalmeiras #verdaoquerido #vamoschegarla #allianzparque #palmeirasminhavidaévocê #palmeiras

Una publicación compartida por Silvia Prin Grecco (@pringrecco) el

Cuando su madre no puede estar al pendiente de lo que sucede en el terreno de juego o simplemente cuando lo prefiere, Nico ingresa al estadio con audífonos y escucha el partido por la radio, aunque esto limita un poco que pueda escuchar los cánticos de los aficionados del Palmeiras en vivo.

La vida de Nico y su gusto por el futbol ha sido motivo de entrevista y reportajes por parte de medios en Brasil, por lo que el aficionado, que el siguiente mes cumple 12 años, es reconocido por algunos jugadores, como el caso de Yerry Mina, el defensa colombiano que marcó un par de goles en el Mundial de Rusia y que el semestre pasado jugó para el Barcelona y ahora es refuerzo del Everton en Inglaterra.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

MINA, é o nome do gol da Colômbia. Ex Palmeiras. NIckollas e Mina 💚🐷💚🐷💚

Una publicación compartida por Silvia Prin Grecco (@pringrecco) el

De esta manera queda demostrado que el futbol tiene una capacidad extraordinaria para que un aficionado no sólo pueda ver un partido, sino sentirlo.

Comentarios