8 canciones bien mexicanas que demuestran nuestra gran diversidad

Hay quienes dicen “Como México no hay dos”; y hay otros tantos que responde “Qué bueno”. Nuestro país es complicado y no hay manera de describirlo con pocas palabras. Quizá la descripción con la que todos estemos de acuerdo, aunque esto no signifique que satisfechos, sea que México es un país de contrastes y contradicciones. Basta cruzar una cuadra para percibir dos realidades totalmente distintas. Y no sólo a un nivel social y económico, sino también cultural, y por ende, musical. Con  tantas personas viviendo realidades distintas, la consecuencia más obvia era que en un mismo país, arraigados a una “misma” historia, se dieran un sinfín de sonidos, bailes y letras que reflejaran el comienzo de su misma historia aparte.

En teoría, el 15 de septiembre es una fecha –dudosa en cuanto a su procedencia exacta– para celebrar esa diversidad, y qué mejor forma de hacerlo que con una lista que incluye canciones buenas o malas (Pedro Infante ya decía que el gusto se rompe en géneros) de muchas de esas realidades que conforman nuestra música:

La ranchera del orgullo

“Yo soy mexicano” con Jorge Negrete

Sí, quizá la canción más mexicana y charra sea “México lindo y querido” de Chucho Monge e interpretada por Jorge Negrete, pero hay otras composiciones que valen la pena darle un espacio como “Yo soy mexicano”, una canción que apareció en la cinta “El peñón de las Ánimas” de 1943 protagonizada por el mismo Negrete junto a su futura esposa, María Félix.

La del rock noventero

“No estoy muerto” de El Haragán y compañía

Esta canción del disco Valedores juveniles de 1992 junto a “Él no lo mató”, es una de las más populares de El Haragán, el cual que perteneció al popular rock mexicano de los noventa que retrataban, de alguna manera, la realidad de la sociedad en aquella época, sobre todo para aquellos que el ritmo de un México el de ahora, los han llevado al punto del agotamiento y la crisis existencial.

La ranchera del dolor

“Paloma negra” con Chavela Vargas

Los mexicanos nacen donde se les dan su chingada gana, decía Chavela Vargas, una costarricense que siempre se sintió muy mexicana. La prueba se encuentra en su carrera musical y la fuerza de sus interpretaciones de canciones tradicionales mexicanas como “Paloma negra”. Esta canción de Tomás Méndez, se hizo famosa gracias a Lola Beltrán. Y no estuvo de más, su interpretación es de aplaudirse gracias a su voz grave y presencia; sin embargo, la Vargas le dio un toque distinto, aún más melancólico del que la letra presenta.

La del baile jocoso y divertido

“Uy qué miedo” de Chico Che

Si hay algo que caracteriza al humor de los mexicanos, fuera del albur, es el sarcasmo y la valentía de las historias aunque estas no sean ciertas. Y es precisamente eso lo que refleja Chico Che con su música que no podría entrar en un género. Su canción “Uy qué miedo” es una de las más populares del artista tabasqueño que logró convertirlo en el famoso dios de las fiestas… y ¿acaso el 15 no es una de las más grandes?

La de la reflexión

“Jacinto Cenobio” con Guadalupe Pineda o Amparo Ochoa

Esta canción que se le atribuye al compositor Pancho Madrigal, es una de las más aplaudidas a nivel nacional por la forma en la que narra un episodio: en ella, nos presentan a Jacinto Cenobio, un campesino que después de perderlo todo en su pueblo, se muda a la capital para seguir con su vida. En realidad, se trata de la realidad de millones de campesinos que dejan sus pueblos de origen por falta de oportunidades, para intentar encontrar algo en las grandes ciudades. Esta canción ha sido interpretada por varios artistas, de entre las que destacan Amparo Ochoa y Guadalupe Pineda.

La que celebra lo popular

“El Afilador” de Grupo Cárabo

Desde la década de los 80, aproximadamente, en México comenzaron a surgir grupos de cumbia con influencias de la colombiana y a veces cubana. Con el tiempo, se convirtió en la música popular de las ciudades más escuchada, similar a lo que en su tiempo fue el arrabal comandado por otros grupos. Para los noventas, llegó Grupo Cárabo con letras que iban desde el amor y su contrario, hasta el toque social de sus mismos orígenes. La canción “El Afilador” es la más popular de este grupo que bien podría caber en esta playlist mexicana.

La de José Alfredo que no sea “El rey”

“Paloma querida” de José Alfredo Jiménez

No podría haber una lista que celebre a México y su música sin la presencia de José Alfredo Jiménez, uno de los más grandes compositores mexicanos que construyeron, prácticamente, el historial de la música ranchera, la más representativa del país. José Alfredo,  como mencionamos, es una de los autores más prolíficos de todos los tiempos con decenas de éxitos comerciales como “El rey”, “Caminos de Guanajuato”, “Un mundo raro” y más; sin embargo, una de sus grandes canciones, que sirven de pretexto para este 15 de septiembre es “Paloma querida”, interpretada por varios artistas conocidos y de alto perfil como el mismo Negrete, Pedro Infante y más.

La norteña

“La mesa del rincón” de Los Tigres del Norte

Los Tigres del Norte no necesitan presentación. Desde hace más de 40 años, esta agrupación norteña se ha encargado de darle una voz a los mexicanos del norte, pero sobre todo a los que viven en Estados Unidos y dejaron su historia y cultura atrás. Sin duda, es una de las bandas más representativas de su género y del país con enormes éxitos como “La puerta negra”, el corrido “Jefe de jefes”, “La paloma”, “Contrabando y traición” y, por supuesto, “La mesa del rincón”.

Comentarios