Checo y Ocon se vuelven a enganchar en Singapur y Hamilton no suelta el trono

Los piques entre el mexicano Sergio Pérez y el francés Esteban Ocon dieron de qué hablar en el Gran Premio de Singapur y debido a esto ninguno de los dos pilotos sumó puntos, pese a que largaron en buenas posiciones.

Checo comenzó la carrera desde la séptima posición y Ocon desde de la novena, por lo que estaba detrás del mexicano. En la primera vuelta, el francés intentó adelantar al tapatío por fuera, pero ante el espacio tan reducido del circuito callejero de Marina Bay, el galo terminó en el muro de contención.

No hubo sanción para Checo, pues se consideró una maniobra de competencia por lo que continuó en la competencia, a diferencia de Ocon, quien abandonó.

 

Checo finalizó en el sitio 16, sin puntos, debido a una mala estrategia del equipo. Checo entró a pits en el peor de los momentos, pues al momento de volver a pista quedó detrás de autos más lentos y cayó en desesperación al no poder rebasar.

En esa desesperación intentó superar al Williams de Sergey Sirtokin y lo chocó, por lo que fue penalizado con una vuelta por la zona de pits sin que entrara al taller.

 

Sin embargo, la carrera de Checo fue agradecida por Lewis Hamilton, pues mantuvo a raya a Sebastian Vettel cuando el alemán lo lapeó e intentaba dar alcance al británico.

Vettel también fue víctima de la estratega de su escudería, pues entró a pits a cambiar neumáticos para intentar el rebase a Hamilton, pero en Mercedes leyeron esta estrategia y el inglés también cambió gomas. Max Verstappen aprovechó y se hizo del segundo sitio, el cual ya no soltó.

 

Hamilton consiguió su triunfo 69 en su carrera y suma ahora 281 puntos en la clasificación de pilotos y una ventaja de 40 unidades sobre Vettel, que es segundo con 241.

Comentarios