Death Diving: El nuevo y extraño deporte favorito de Noruega

Si alguna vez tuvieron el sueño de ser clavadistas profesionales, pero sólo podían ejecutar el estilo tabique, no sufran más, porque Noruega ahora premia a ese tipo de atletas. Gracias al Death Diving, el nuevo deporte ultra popular de aquel país, ahora cientos de hombres se tiran al agua y compiten para ser el mejor saco de papas que existe.

Podríamos decir que hay más cosas que explicar, pero eso es todo. La actividad consiste en subirse a un trampolín de 10 metros, saltar, ejecutar una pose llamativa para el público y azotar el cuerpo contra el agua como si fuera una caricatura vieja de Tom & Jerry. Así nada más, sin meter las manos para proteger al cuerpo del guamazo.

De acuerdo con el sitio Visit Norway, el death Diving o “Dodsing”, como es conocido localmente, es un deporte que posee bastantes entusiastas profesionales. Todos estos sujetos se entrenan arduamente para batallar en su propio Campeonato Mundial, que se celebra una vez al año en la ciudad de Oslo.

El origen de esta actividad se dio en Frognerbadet, unas instalaciones de natación ubicadas en Majorstua, Oslo. Lo que en los años 50 comenzó como puro cotorreo, evolucionó gradualmente hasta convertirse en un verdadero deporte.

Por si eso les parece poco, décimo campeonato mundial anual tuvo lugar el mes pasado, con Emil Lybekk siendo el ganador al ejecutar una especie de “salto de salchicha lateral”, que incluyó varios movimientos elegantes de pies y un fuerte aterrizaje. Si lo desean, pueden ver lo que la victoria significó para Emil en el siguiente video y la reacción del público, que eligió a un deportista digno del primer lugar.

Y así las cosas, amantes de las actividades físicas extremas. Si nunca han podido realizar una inmersión adecuada y siempre soñaron con viajar a Noruega para hacer algo alocado, entonces consigan un boleto a Oslo y practiquen para el campeonatos del 2019.

Comentarios