Por bancarrota quizás no cumplamos lo que se demanda, pero sí lo prometido: AMLO

¿Qué tanto se espera del gobierno de AMLO? Pues para los que esperan que la cuarta transformación sea el paraíso prometido, el propio Andrés Manuel López Obrador los aterriza en la realidad.

A su paso por las tierras del “robé poquito”, el presidente electo ajusto las expectativas que se tienen de su gobierno. Nada por lo cual desilusionarse (todavía)… o depende: si pensaban que acabaríamos como, mínimo, Suecia… entonces sí, pero si se conforman con que se alcancen las promesas de campaña, entonces todavía se vale soñar.

Foto: Cuartoscuro

Mientras los defensores de AMLO aplican ante los detractores de éste el ya clásico “todavía ni gobierno y ya lo critican”, el tabasqueño emplea la variante “todavía ni gobierno, pero de una vez le voy bajando” y es que ahora que ya está haciendo las cuentas, pues resulta que el país lleva más de 30 años en bancarrota y, así, pues va a estar duro cumplir con las demandas del amolado pueblo mexicano.

“Es que son muchas las demandas“, señaló AMLO tras aceptar que, luego de calar el agua a los camotes financieros y ver que la patria está más que pobre, es posible que no su cumplan las altas ilusiones de muchos de los que se encomiendan/votaron por él… aún así, no dejen de adorarlo. Todavía siguen en pie las que – para muchos – son promesas irrealizables, es decir, sus promesas de campaña.

No queremos mujeres de primera ni de segunda Beatriz Gutiérrez Müller
Getty Images

¿Cómo cuáles? Pues, según AMLO, todavía sigue en la mejor disposición de no crear nuevos impuestos y no crear nuevos. También sigue en pie la promesa de no aumentar el precio de las gasolinas… y no sólo eso, sino bajarla considerablemente (pero hasta mitad de sexenio). ¿Qué más?… ahh sí, tampoco habrá alzas en el gas y la luz. Además, no se endeudará más al país ni se gastará más de los que ingrese a la hacienda pública.

Sin aclarar, entonces, de dónde va a sacar tanto dinero para becar a todo joven mexicano y para el aumento a las ayudas de los adultos mayores (¿o qué, nomás quitándole los cacahuates a los senadores?), próximo presidente agregó que se respetará la autonomía del Banco de México, para que éste sea al que puedan echarla la bronca de los tropiezos económicos… digo, para que haya equilibrios macroeconómicos, que no haya devaluación, que no haya inflación, “que si se dan esos fenómenos no va a ser por culpa del presidente de la República sino por circunstancias externas o por mal manejo de la política financiera que haga el Banco de México, no el gobierno de la República”.

Como se ve (por ahora), AMLO sigue manteniendo sus promesas en lo relativo a lo económico. En lo relativo al tema educacional, al parecer, también: “se va a cancelar la mal llamada reforma educativa”, aseguró en el comienzo de su llamada gira del “adórenme ahora que todavía no la riego” “agradecimiento”.

Comentarios