Mundo

Trump eleva guerra comercial con China y anuncia nuevos aranceles por 200 mmdd

Luego de pasar unos días desmintiendo pérdidas humanas en Puerto Rico por el Huracán “María” (y haciendo como que se preocupa por el paso de “Florence”, en Estados Unidos), Donald Trump regresó a su pasatiempo favorito: causar caos en el mundo. Esta vez al elevar la guerra comercial que sostiene con China, al imponer nuevos aranceles a los productos provenientes del país oriental.

El anuncio del nuevo impuesto fue hecho por la oficina de Comercio Exterior del gobierno del exótico mandatario, la cual detalló que se impondrán aranceles a cerca de 6 mil productos chinos. Este impuesto de importación es el más alto anunciado desde que la Casa Blanca decidió entrarle al belicoso intercambio de gravámenes con los liderados por Xi Jinping. Según los cálculos, el valor estimado de los impuestos ronda los 200 mil millones de dólares.

Foto: Getty Images.

“Hemos sido muy claros sobre el tipo de cambios que deben hacerse y le hemos dado al país todas las oportunidades para que nos traten de una manera más justa”, declaró Trump para justificar este nuevo avance en la guerra comercial que sostiene con China. Según el pelito de zacate, el gobierno de Xi Jinping ha incurrido en prácticas comerciales desleales.

De esta manera, el presidente Trump sigue dando clases magistrales de cómo ser un gandalla en las “negociaciones” comerciales (cof, ¿verdad Videgaray-Guajardo?, cof). Según se advierte, a partir del 24 de septiembre entrarán en vigor los nuevos aranceles con tarifas del 10%… sin embargo, el Cheeto man advirtió que para enero de 2019 éstas podrán subir a 25%… a menos que llegue a un acuerdo. Favorecedor a Estados Unidos, claro está.

Xi Jingping, presidente China
Foto: ytn.co.kr

De acuerdo con BBC, los nuevos aranceles afectan a productos chinos tales como el arroz, los textiles, bolsos y papel higiénico. Es decir, productos que cualquier norteamericano consume con regularidad. Por otra parte, aunque se esperaba que los gravámenes impactaran en productos como relojes inteligentes y sillitas de seguridad para bebés, pues no… estos artículos de no mucha necesidad seguirán libres de impuestos. Por ahora.

Aunque el gobierno de China no ha respondido a este nuevo ataque de la guerra comercial, se espera que responda como lo ha hecho anteriormente: imponiendo también aranceles. De hecho, ya por ahí se prevé un plan arancelario que representaría 60 mil millones de impuestos a productos estadounidenses.

Comentarios