Así festeja Nike a Eliud Kipchoge: El hombre que venció la luz

Eliud Kipchoge ‘venció la velocidad de la luz’ en el pasado Maratón de Berlín. El pasado domingo –con brazos al aire– Kipchoge, no sólo cruzó la meta: superó la marca anterior por una diferencia de 78 segundos al establecer un nuevo récord mundial de 2:01:39.

“Estaba perfectamente preparado y sólo quería correr mi carrera. Ahora estoy infinitamente agradecido y feliz”, dijo al terminar el Maratón.

Eliud Kipchoge: El hombre que venció la velocidad de la luz en Berlín
Foto: Nike

El día que Kipchoge desafío el límite humano

El primer récord mundial reconocido por la Asociación Internacional de Federaciones de Atletismo (IAAF) fue establecido por el corredor norteamericanoJohn Hayes en la maratón de Londres 1908 con un tiempo de 2 horas, 55 minutos y 18 segundos. 

Pues bien, 110 años después un superdotado como Eliud Kipchoge contribuyó a bajar los tiempos de un Maratón en casi 54 minutos. 

 

Fastest Ever, el video más rápido de Nike

“Fastest Ever”, el más reciente video de la campaña Just Do It, celebra la determinación de Kipchoge de  ser el mejor en la historia. Luego de ganar nueve de sus últimos diez maratones y correr el maratón más rápido del mundo, queda claro que el objetivo de Kipchoge siempre estuvo en la mira.

Su éxito prueba que sonreír a cada kilómetro y celebrar cada marca personal, puede hacer que los sueños más descabellados, se vuelvan realidad.

La prueba de Maratón fue incorporada al calendario olímpico en la primera edición de la Era Modera de los Juegos, celebrados en 1896 en la ciudad de Atenas, con una distancia de 41,8 km, como un homenaje al soldado Filípides, que corrió y corrió (40 kilómetros) para anunciar la victoria de los griegos en la *Batalla de Maratón. 

La batalla de Maratón

*Hace 2500 años un soldado griego, (Filípides), corrió casi 40 kilómetros que había entre las ciudades de Maratón y Atenas para anunciar la victoria de los griegos en la histórica Batalla de Maratón del año 490 a.C, pero también para pedir ayuda ante una posible invasión.

Filípides, corrió de ida, de vuelta e incluso llegó a desviarse hasta Esparta. Fueron alrededor de 246 kilómetros de esfuerzo que concluyó con un paso de marcha del soldado quien, al llegar a destino tras 48 horas de esfuerzo, se desplomó y murió.

*Con información de Infobae

 

 

Comentarios