¿Incongruencia? Crean copa menstrual desechable y le llueven críticas

Un nuevo producto de higiene íntima femenina ha salido a la luz y con ello, una lluvia de críticas negativas debido al incumplimiento de este artículo hacia uno de sus objetivos principales, cuidar al medio ambiente. Hablamos de la copa menstrual desechable, una versión de la popular copa… pero que terminas por tirar a la basura.

La compañía DTK México Prudence For Her, lanzó recientemente su copa menstrual desechable e inmediatamente se volvió en blanco de malos comentarios, ya que, según un gran número de usuarios de Facebook, este producto solo termina por ser un artículo más que daña al medio ambiente, tal cual sucede con las toallas femeninas o los tampones.

Aunque la empresa se justificó diciendo que se trataba de una opción para aquellas mujeres que todavía no se acostumbraban al uso de las copas menstruales comunes, poco agradó a los internautas la creación de este dispositivo.

prudence-for-her-copa-menstrual-desechable-criticas

La copa menstrual es un recipiente hecho de látex o silicona que se coloca en la vagina durante la menstruación. Este producto, a diferencia de las toallas o los tampones, no absorbe la sangre o fluidos, sino que los contiene hasta que se extrae del interior para vaciarla, limpiarla y volverla a utilizar.

prudence-for-her-copa-menstrual-desechable-criticas

La popularidad de este artículo ha ido creciendo debido a que además de significar un ahorro importante económicamente hablando, es también una gran opción para aquellas mujeres que quieren evitar contaminar el medio ambiente arrojando otros productos a la basura.

Entonces… ¿una excusa mercantilista?

Entre las muchas acusaciones que giran en torno a este producto, están las que señalan que la empresa no buscó crear un bien a través de una nueva opción de producto higiénico, sino que, con el creciente éxito de la copa menstrual, se sumaron a las tendencias e incursionaron de manera errónea en el mercado sin entender los objetivos del producto original.

Otra de las quejas es el precio de las copas desechables, pues según una usuaria de Facebook, el producto de Prudence tiene un valor de 155 pesos por paquete, el cual incluye cuatro copas, mientras que el precio de las copas comunes oscila entre los 500 y 800 pesos y tienen una duración aproximada de 10 años, lo que le da ventajas sobre las desechables gracias a su prolongado tiempo de vida.

prudence-for-her-copa-menstrual-desechable-criticasAunque tratamos de buscar las copas desechables en Farmacias San Pablo, el punto de venta exclusiva según dicta la empresa, hasta el momento no han llegado dichos artículos a las tiendas.

Cabe destacar que esta no es la primer empresa en crear una copa menstrual desechable. La compañía estadounidense SoftCup cuenta tanto con la versión reutilizable como la que solo dura 12 horas, esto para aquellas mujeres que todavía no se sienten cómodas con las copas comunes pero que desean no continuar usando toallas femeninas o tampones por diferentes condiciones como las sustancias químicas, el mal olor o los riesgos a la salud.

Esta no es la primera vez que la compañía tiene problemas de comunicación sus seguidores. A principios de 2017, a través de redes sociales lanzaron una campaña con la siguiente leyenda: “El NO de las mujeres proviene del latín ruégame un poco más”, misma que fue criticada por diversas organizaciones feministas por promover los estereotipos e incitar a la violencia y el acoso.

Comentarios