“No me subiré al avión presidencial”, asegura AMLO tras quedar varado 5 horas

En una de varias secuelas que seguramente habrá del “¡Pos no llegué!”, luego de quedar varado en el aeropuerto de Huatulco por cinco horas, el presidente electo de México ofreció una improvisada conferencia en la que refrendó la austeridad que caracterizará su mandato. “No me voy a subir al avión presidencial”, aseguró AMLO.

Todavía a bordo del avión que no pudo despegar a causa de las inclemencias del clima, desde su asiento AMLO justificó que, con todo y avión presidencial (si es que en este momento lo tuviera a su disposición), nomás no podría haber llegado a tiempo a su destino. Retraso en vuelos por condiciones climáticas ocurren en todo el mundo, no sólo en México, señaló.

En más asuntos aeronáuticos, López Obrador reiteró que el asunto de la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAICM) se definirá por medio de una consulta. Evidentemente, su gallo entre los proyectos de Texcoco y Santa Lucía es éste último, ya que, como no queriendo la cosa, dijo a reporteros y pasajeros que, de continuarse con la construcción en la zona del lago de Texcoco, la obra se terminaría hasta 2024… así que, durante su administración no se vería la liberación del tráfico aéreo.

Aunque previo a este atorón aéreo, el futuro titular de la Secretaría de Comunicaciones y Transporte, Javier Jiménez Espriú, comentó algo en la misma tónica: mientras que el proyecto en Texcoco demoraría hasta final del sexenio de AMLO, la opción de Santa Lucía se estaría disfrutando en 2022 (gente de Rioboo fue más allá y aseguran que en 2021).

Jaime Jiménez Espriú, prox. SCT
Foto: @JimenezEspriu

Jiménez Espriú apuntó que, en lo que se ponen de acuerdo con el proyecto más idóneo para construir el NAICM (y en lo que éste se edifica… cosa de algunos años, por lo que se ve), habría una “cirugía mayor” en el actual Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México y en el de Toluca, para que estos resuelvan el problema del tráfico aéreo. Sin embargo, AMLO ofreció una opción más para este asunto: que el tráfico se desahogue usando, sí el de Toluca, pero también el de Cuernavaca y Puebla.

Una vez debajo de avión, en entrevista con Proceso, AMLO volvió a destacar las razones por las que será un presidente austero. Principalmente porque le daría “vergüenza” tener lujos en un “país con tanta pobreza. Además, agregó, tanto así como que por estar varado estuvo incomunicado, en peligro o no marchó la cuarta transformación, tampoco. Sufrimiento el de caudillos de la patria, como Juárez o Hidalgo… ellos sí se rifaban: “imagínense ellos, el sufrimiento. Nosotros estamos aquí, tomando agua”.

De acuerdo con El Universal, el avión de AMLO debió despegar a las 17:20 y terminó saliendo hasta las 22:15.

Comentarios