Hace 40 años, Joy Division debutó en televisión con ‘Shadowplay’

Alrededor de una leyenda, siempre hay mitos y realidades (más la primera que la segunda). Sin embargo, Joy Division y la figura de Ian Curtis parecen ser la excepción a esta regla. Hay más realidades sorprendentes que historias inventadas que poco o nada tienen que ver con estas dos ideas. Sí, Ian Curtis se quitó la vida a los 23 años llevado por depresión y soledad, pero no sin antes dejar un enorme legado que sigue generando mucha influencia en el mundo de la música.

Lo mismo va para Joy Divison y sus pocos años activos, pero lo suficientemente grandes como para ser nombradas una de las bandas más icónicas de todos los tiempos. De ambos, tanto del grupo como la persona que los lideró, ya se ha dicho mucho… pero son tan memorables, que nunca será suficiente…

Por eso, este 20 de septiembre, celebramos los 40 años del debut en televisión de Joy Division. En 1978, Curtis junto a Bernard Sumner, Peter Hook y Stephen Morris, aparecieron en el programa local de Manchester, Granada Reports, en específico en la sección de “What’s On”, tocando uno de sus temas más populares: “Shadowplay”, track que apareció en el álbum Unknown Pleasures de 1979.

Pero, ¿qué hay detrás de la aparición en televisión de Joy Division? Resulta que entre 1976 y 1977, Tony Wilson, presentador de Granada Records, tenía un programa llamado So It Goes donde presentaba bandas de la escena underground en la Inglaterra de esa época. Aquí tuvieron apariciones en vivo y en directo grupos como Siouxsie and the Banshees y los Sex Pistols. Cuando terminó este programa y Curtis le reclamó a Wilson por no haberlos llevado, fue que el presentador tomó la decisión de darles un espacio en “What’s On”…

Ese 20 de septiembre de 1978, fueron presentados como el “sonido más interesante de los últimos seis meses”. Tony Wilson, junto a Curtis viendo al suelo, dijo: “Tomando en cuenta que este es el programa que ha presentado las primeras apariciones en televisión de bandas que van desde The Beatles a Buzzcocks, nos gusta estar atentos y mantenerlos informados sobre los sonidos más interesantes del noroeste. Ellos, Joy Division, son el sonido más interesante de los últimos seis meses. Son una banda de Manchester, con la excepción del guitarrista que viene de Salford. Una diferencia importante. Se llaman Joy Division y su canción es ‘Shadowplay’”.

Tony Wilson no sólo presentó a Joy Division al mundo, sino también los ayudó a despuntar su carrera junto a Rob Gretton y Martin Hannett, quienes construyeron la icónica disquera Factory, las cual abanderó un sinfín de bandas punk que no habrían surgido sin ellos. Por ejemplo, A Certain Ratio y Section 25, bandas que Curtis seguía y que pertenecieron al universo musical de Factory.

De hecho, hay un pasaje en el libro de memorias Who Killed Mr. Moonlight? Bauhaus, Black Magick and Benediction de David J, bajista de esa banda, relata cómo Curtis junto a Wilson iban a distintas venues para escuchar bandas innovadoras. A Curtis le gustó Bauhaus desde la salida de sus primero singles: “Bela Lugosi’s Dead” y “Dark Entries”.

David J dice que después de una presentación de Bauhaus en la que Peter Murphy destruyó el escenario, se acercó un Curtis de ojos tristes a decirles que su presentación había sido grande y que Tony Wilson, un “hijo de puta”, se fue antes de que comenzara el show porque se negaba a escuchar bandas con maquillaje. No fue la primera vez, y seguro no fue la última, en que Curtis le dijo a Wilson que era un hijo de puta. De hecho, ese reclamo por no llevarlos a So It Goes llegó con un “hijo de puta”.

Comentarios