Mientras Tanto

Y porque el público lo pidió, un calendario de perritos… ¿haciendo popó?

Todas las personas tienen una perspectiva de la vida diferente y, por supuesto, eso incluye el sentido del humor. Mientras nuestras tías gustan de pasarnos frases “chistosas” de Piolín por WhatsApp, existen genios en algún lugar del mundo creando un calendario con fotos de perritos haciendo del dos… porque es lo que la gente necesita en estos tiempos, ¿no?

Aunque para algunos parecería una broma de mal gusto, lo cierto es que las personas responsables de hacer “Pooping Pooches” creen que es una idea ganadora. La idea es dejar atrás los paisajes, las modelos en paños menores o cualquier imagen pretenciosa, ya que contiene varias razas caninas haciendo sus necesidades en distintos parajes de la naturaleza u otro escenario pintoresco.

Calendario con perritos haciendo popó

Calendario con perritos haciendo popó

Calendario con perritos haciendo popó

Calendario con perritos haciendo popó

Calendario con perritos haciendo popó

Calendario con perritos haciendo popó

Calendario con perritos haciendo popó

Calendario con perritos haciendo popó
Fotografías de Pooping Pooches//Sitio Oficial

Por si tenían la duda, la edición de este año incluye ejemplares como el bulldog francés, jack russell terrier, el weimaraner, beagle, labrador retriever, treeing Walker coonhoud (la neta ni sabemos cuál es este, pero que padre) y muchos más. En caso de que este tipo de cosas les guste, también se pueden subir al tren y mandar sus fotos “artísticas” para ediciones de años próximos.

¿Cuál es la idea de esto?

Bueno, al parecer no se trata del simple amor por ver animales defecando, ya que el proyecto en sí guarda un objetivo noble. Cada dólar adquirido por la compra de los calendarios será donado a la Maui Humane Society, una organización no lucrativa que lleva 66 de existir y cuyo objetivo es dar refugio a los animales sin hogar en la isla de Maui, en Hawái.

No lo piensen dos veces y visiten el sitio oficial de esta iniciativa, así pueden comprarse sus calendarios para decorar su hogar o como un obsequio a sus seres queridos. Seguramente su abuelita, sus padres o su pareja amarán poner a un perro haciendo lo suyo en la pared, porque, ¿quién no?

Comentarios