Deportes

El nuevo Balotelli se alejó de los escándalos y ahora es un ejemplo en el Niza de Francia

Mario Balotelli se ha alejado de las críticas y de los escándalos, que fueron por mucho tiempo su habitat natural. Ahora, el delantero italiano es un niño bien portado dentro de la liga de Francia y un ejemplo a seguir en el Niza, su club actual.

Y no es que estemos jugado con el sarcasmo, sino que en realidad, Balotelli ha cambiado en muy poco tiempo. Hace unos meses, el delantero se frustró por no fichar con el Olympique de Marsella y reportó a la pretemporada del Niza con dos semanas de retraso y de acuerdo con L’Eequipe con un sobrepeso estimado entre los 100 y 103 kilogramos.

Pero Balotelli, quien en agosto cumple 28 años de edad, ya dejó eso en el pasado y es el primero en llegar a los entrenamientos. De acuerdo con Nice Matin, el delantero llega a las instalaciones del club a las 7:30 de la mañana para comenzar a ejercitarse. Esto con la intención de responderle a la confianza del técnico Patrick Viera, quien fue su compañero en el Inter de Milán y ganarse la titularidad. El técnico francés, asegura Balotelli, fue la principal razón para no dejar al Niza.

“Mario ha sido severamente criticado en Italia, pero es la misma historia de siempre. Cuando se pierde, se necesita un culpable. Y fue Mario el culpable ideal para la prensa italiana. Hablamos al respecto, sé que está mentalmente fuerte para manejar la situación, pero los medios han sido realmente injustos. Todavía no está al 100%, pero lo encuentro bien”, dijo el timonel.

El atacante cumplió con una suspensión en las primeras jornadas de la liga francesa, jugó hasta la cuarta fecha, pero no alineó en la quinta. Hoy fue titular y jugó todo el partido por primera vez en la campaña recién iniciada.

Su actitud tiene tan contentos a los directivos y el cuerpo técnico, que ya analizan darle el gafete de capitán, según La Gazzetta dello Sport.

Comentarios