Por acuerdo EPN-AMLO, el presidente electo designará al fiscal general: Miranda

Con lo quemado que están los cartuchos de la administración de EPN, resulta imposible pensar que una figura de ella emanada pueda dar una respuesta convincente para casos pendientes de justicia, por tal motivo, el propio presidente le cede (por no decir “echa esa bronca”) al futuro mandatario. Así es como AMLO será el encargado de designar al fiscal general que intentará ponerle punto final a casos como el de Ayotzinapa.

De acuerdo con el extitular de la Sedesol, Luis Miranda, EPN y AMLO acordaron que será este último el que se encargue de proponer al Congreso al primer fiscal general de la nación, el cual vendrá a sustituir la figura del procurador de la República. Esto fue dicho por el ahora diputado del PRI (sí, después de chutárnoslo como secretario ahora es legislador), cuando en el recinto de San Lázaro se hizo presente el tema Iguala, a un día de cumplirse cuatro años de la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa.

El presidente de la República, en acuerdo con el señor presidente electo, han establecido que él nombre al fiscal general de la nación. Con la mayoría de ustedes, pero, sobre todo, con el apoyo de todas las bancadas. Serán ustedes quienes elijan, será este Congreso quien elija al procurador… Está en manos de este Congreso, está en las manos del próximo fiscal encontrar la verdad”.

Aceptando que las investigaciones y conclusiones que se llevaron a cabo durante esta administración valen pa’ pura… para la sociedad, el hombre de las declaraciones más ridículas que se le han escuchado a un miembro de gabinete presidencial señaló que, ya con el nuevo fiscal designado, los de Morena (como representantes del nuevo gobierno) tendrán la libertad de “investigar o reinvestigar” casos como el de los normalistas de Ayotzinapa… ¿Qué, no que muy defensor de la verdad histórica? Pues sí… pero si la administración de AMLO quiere hacer su propia versión de los hechos, adelante…

Luis Miranda Nava, titular de Sedesol
Foto: Notimex/José Pazos

No hay objeción si existe otra conclusión… pero no permitiré que se llame cobarde a las fuerzas armadas; tampoco permitiré que se le llame cobarde al presidente de la República cuando muchos de ustedes no se aparecieron en Iguala. Cuando muchos de ustedes no llevaron una torta siquiera”…

Así como se ve, para el caso Ayotzinapa habrá borrón y cuenta nueva: “está en manos del próximo fiscal encontrar la verdad”, concluyó Miranda.

Comentarios