La Reserva Federal de EEUU aumentó sus tasas de interés… ¿qué implica?

Este miércoles, la Reserva Federal de Estados Unidos (FED) aumentó sus tasas de interés por tercera vez en lo que va del año y octava desde hace casi tres años. Y no es lo único, la FED anunció que se espera que vuelva a pasar en diciembre, otras tres veces en 2019 y tal vez una más en 2020.

El aumento de las tasas de interés fue de un cuarto de punto porcentual, por lo que pasaron de un rango de 1.75 a 2% a un rango de 2 a 2.25%. Estamos hablando del nivel más alto en los últimos 10 años.


Por su parte, el presidente de la FED, Jerome H. Powell, explicó que la economía de Estados Unidos es sólida y que el crecimiento de la economía se está produciendo a un ritmo saludable. Afirmó que la inflación es baja y estable, lo que significa que no ve un peligro real inmediato en la guerra comercial que ha emprendido el presidente Trump, el aumento de los precios del petróleo o la agitación política.

Pero… ¿en qué va a afectar esto? 

Para entenderlo vamos por partes. La Reserva Federal es el banco central de Estados Unidos. Una de sus principales funciones es ayudar a mantener la solidez de la economía del país mediante el manejo de las tasas de interés.

El aumento en las tasas de interés casi siempre es más sentido por los ciudadanos estadounidenses que tienen mucha deuda o que buscan un préstamo con el banco. Es decir, cuando la FED aumenta, las tasas de interés en tarjetas de crédito, hipotecas y préstamos a pequeñas empresas generalmente también aumentan.

Foto: Shutterstock

Esto nos lleva a un deducción lógica: cuando las tasas de interés suben, los demandantes buscan comprar menos y solicitan menos dinero en préstamo a los intermediarios financieros. Por otro lado, aquellos que ofertan un producto buscan colocar más recursos.

Si lo vemos del otro lado, cuando las tasas de interés bajan, los demandantes solicitan más créditos y aquellos que ofertan retirar sus ahorros.

Sin embargo esto es un proceso de re-equilibrio económico.

¿Y esto le afecta a México? 

Sí y no. El aumento de tasas de interés de nuestro vecino del norte implica que los instrumentos de ahorro en dólares (bonos y Certificados del Tesoro) aumenten también sus tasas. Esto significa que para los inversionistas el mercado estadounidense en dólares se vuelve más atractivo ya que pagarían mejores rendimientos.

Esto pone en aprietos al peso mexicano, es decir, pierde competitividad.

Generalmente si la FED sube su interés, el Banco de México (Banxico) también lo hace para mantenerse atractivo. Esto evita la fuga de capital.

Pero pa’ pronto, a las personas de a pie en Estados Unidos, sólo si tienen créditos o hipotecas a tasa variable les va a afectar porque pagarán más intereses. A grandes rasgos se incentiva el ahorro y cae el consumo.

Comentarios