Rulo presenta: Quincy; Nick Cave en novela gráfica; Retratos de Cuba

Por: @ruleiro

Vuelta por el universo

Una colección quincenal de cosas que leer, ver, escuchar, comer o evitar.

Quincy
Netflix

Los lectores habituales de este espacio sabrán que los documentales de música son una de las de debilidades de este columnista. El más reciente en mi radar es sobre la vida de Quincy Jones, el productor, arreglista, compositor y músico de leyenda.

Empecemos por apuntar que dirigido por su hija, la actriz Rashida Jones, a quien algunos conocerán por los papeles que ha realizado en Parks and Recreation y The Office. Esto, sin duda, condiciona la obra, pues si bien le da una acceso sin precedentes a la vida íntima de Jones, la misma cercanía genera una notable pérdida de objetividad. Durante las dos horas y cacho que dura el documental solo se habla de las virtudes del artista. Es una mirada completamente amorosa la que se nos brinda. Cuando aparece el lado oscuro de Jones es solo para mostrar cómo el abuso del alcohol tiene consecuencias en su salud, o cómo es particularmente inepto para que sus matrimonios sean longevos.

Sin embargo, esto no significa que la película o su vida no sean interesantes. La historia de Q — como le llama afectivamente todo mundo que lo rodea— arranca en el bravísimo sur de Chicago, donde crece sin presencia materna luego de que esta fuera internada en un hospital mental. Cuenta cómo su primer encuentro con un piano transforma su vida, descubriendo que la música es la ruta que con seguridad, le brindará felicidad y dignidad. Su primera amistad musical es con el gran Ray Charles, a quien conoce de 16 años cuando tenía él tenía 14. Ahí arranca un viaje sin precedentes en la historia de la música popular.

Primero se convierte en una figura notable en el mundo del jazz, colaborando con músicos tan notables como Lionel Hampton, Dinah Washington, Sarah Vaughn, Duke Ellington, Count Basie, Dizzie Gilespie y el mismo Ray Charles. Eso hubiera sido más que suficiente como para asegurar su entrada en cualquier enciclopedia musical. Sin embargo, es solo el comienzo. Después, se vuelve el productor de confianza de Frank Sinatra, musicalizador de cualquier cantidad de películas y series de televisión, director de su propia orquesta y uno de los primeros ejecutivos afroamericanos de una disquera trasnacional. Luego cambiaría el mundo —bueno, la música y la cultura popular— produciendo a Michael Jackson. Sin Q no hubieran existido discos como Off the Wall, Thriller o Bad, que convirtieron a su autor en el Rey del Pop. Impresionante ¿no? Y eso que apenas vamos en los años 80. No ha parado de trabajar nunca. A la fecha sigue activo y sigue ejerciendo su influencia en la industria de la música. Hay cameos notables —que no pienso arruinarles— que así lo demuestran.

Quincy Jones
Foto: Netflix

En resumen, creo que vale la pena echarle mirada a Quincy, es una pieza de gran valor didáctico, aunque lamentablemente carece de la candidez que mostró Jones en un par de entrevistas recientes. Esta que le ofreció hace poco más de un mes a The Vulture en la que habla de muchas cosas polémicas, incluida su relación con los Trump, quién mató a Kennedy, la drogas y Michael Jackson, los problemas de los Clinton, la ineptitud musical de los Beatles, el declive de U2, entre otros temas. Y esta, menos estridente, es la que le dio a GQ por las mismas fechas. Por ambas ya se ha disculpado.

Acá otra entrevista con Khalid:

Nick Cave: Mercy On Me
Reinhart Kleist
ECC Ediciones, 2018

¿Están listos para el amor? ¿Están listos para Nick Cave? El oscurísimo músico australiano regresa a México este 2 de octubre para presentarse en vivo y en directo —en el Pepsi Center— junto a sus Bad Seeds. Para prepararse, recomiendo leer esta magnifica novela gráfica que cuenta su historia. El mismo Cave le ha dado un espaldarazo, pero también advierte, en la contraportada, que hay que leerla con cierta cautela: “Kleist —maestro novelista gráfico y creador de mitos– de nuevo ha roto las convenciones de la novela gráfica inventando una aterradora fusión de canciones de Cave, medias verdades biográficas y fabulaciones completas, creando una complejo y aterrador viaje al Mundo Cave. Más cercano a la verdad que cualquier biografía, ¡eso seguro!”.

Nick Cave
Foto: Nick Cave – Mercy On Me

Kleist, también autor de I See Darkness, sobre la obra y milagros de Johnny Cash, dibuja de manera delirante —y con poco humor— al gran Cave. Nos cuenta desde la formación de The Birthday Present hasta fechas más o menos recientes (el último capítulo tiene el título de la canción “Higgs Boson Blues”, del álbum Push The Sky Away del 2013), mezclando sucesos reales con anécdotas y personajes que aparecen en las canciones o en las novelas de Cave. Una verdadera belleza que en español has sido publicada por ECC Ediciones. La encuentran acá. Y si la prefieren en inglés, pues por acá.

Los caídos y La Tribu. Retratos de Cuba.
Carlos Manuel Álvarez
Editorial Sexto Piso

Carlos Manuel Álvarez acaba de publicar una gran novela, la primera de su breve pero potente carrera. Se llama Los caídos y a grandes rasgos se trata de un hogar y de una familia, en su natal Cuba, que se va desintegrando lenta y dolorosamente. Una situación que podría ocurrir en cualquier lugar y en cualquier momento, por las razones que sean. Pero al mismo tiempo, funciona como una instantánea de la isla actualmente, en la era post Fidel.

Está contada a cuatro voces, la del padre —un empleado de la industria turística—, la de la madre —una maestra de salud delicada—, la del hijo —en el servicio militar— y la de la hija —empleada en el hotel que dirige el padre—, lo cual no es cosa fácil. Lo particularmente sorprendente es la habilidad que despliega Álvarez para conseguir que cada personaje tenga una voz única e inconfundible. Eso, sumado a su ojo para el detalle, para los diálogos, para los registros emocionales, dando como resultado uno de los grandes libros que me ha tocado leer en este 2018. Que tampoco son tantísimos pero son algunos.

Su libro, Los Caídos
Foto: Los Caídos (Carlos Manuel)

Su otro libro, La tribu, publicado antes, es una colección de crónicas, que al igual que la novela, brinda muchas claves para entender la Cuba contemporánea. O bueno, al menos la Cuba que existió brevemente entre la muerte de Fidel y la elección de Donald Trump. Aquí lo que Álvarez exhibe es que es, además de un gran escritor, un gran periodista, que como dice Martín Caparros en el prólogo, no es necesariamente lo mismo. Elude los lugares comunes. Encuentra historias que a veces son deslumbrantes, a veces llenas de poesía y a veces tristísimas, como el funeral del cantante de los Van Van o el regreso a casa de un pelotero que se fugó para pertenecer a ligas mayores. ¿Y ustedes qué estaban haciendo antes de cumplir los 30? Carlos Manuel Álvarez nació en 1989. Y eso hace todo aún más impresionante.

Carlos Manuel Álvarez
Foto: La Tribu
Comentarios