Ciencia

Lagrimita mil: Imprimen en 3D parte del cráneo de una perrita con cáncer

En el episodio 14 de la sexta temporada de The Big Bang Theory, titulado “The Cooper/Kripke Inversion”, Howard y Rajesh compran por miles de dólares una impresora en 3D. Mientras Raj lo hace con su propio dinero, Howard lo hace con el de su novia Bernadette. Quizá podríamos pensar que el objetivo de adquirir una máquina tan cara está relacionado con la ciencia, pero no es así. En realidad, lo único que quieren es imprimir muñecos en miniatura de ellos mismos.

Esta fue una de las primeras veces que nos presentaron las posibilidades de una impresora en 3D, y aunque parece algo superficial, en realidad es una máquina que puede ir más lejos y salvar al vida de un perrito. Por ejemplo, Patches, una perrita salchicha canadiense de 9 años que fue diagnosticada con cáncer, un tumor en la parte frontal de su cráneo que presionaba su cerebro y la cuenca del ojo. Esto representaba un riesgo para la vida de Patches. Lo peor vino cuando el tumor comenzó a crecer de manera desmedida al grado de pesar tanto, que la cabeza de Patches siempre estaba inclinada hacia abajo.

Lagrimita mil: Imprimen en 3D parte del cráneo de una perrita con cáncer
Implante de titanio diseñado e impreso en 3D.

Así que sus dueños la llevaron a la Universidad de Guelph, la cual forma parte del Colegio de Veterinarios de Ontario en Canadá para que fuera tratada por la oncóloga veterinaria, Michelle Oblak. Ella junto a la Universidad de Cornell y la cirujana Galina Hayes, removieron el tumor que crecía en el cráneo de Patches, y de manera sorprendente, reemplazaron esa parte por una prótesis de titanio, la cual fue diseñada en una impresora 3D…

Pero, ¿cómo lo lograron? Por supuesto, años de investigaciones están detrás de la nueva vida de Patches. La doctora Oblak mapeó el tumor de la perrita utilizando dos herramientas: el Prototipado rápido e implantes de reconstrucción impresos en 3D. Primero, diseñaron e imprimieron un modelo del cráneo y tumor de Patches. Tal cual, ensayaron y practicaron remover el tumor en esta réplica. De acuerdo con CNN, la doctora dijo: “Tuve la oportunidad de hacer la cirugía antes de entrar a la sala de operaciones… Lo que es realmente interesante en este caso es el hecho de que pudimos tomar varios escáneres y crear un implante perfecto y especial para este perro”.

Lagrimita mil: Imprimen en 3D parte del cráneo de una perrita con cáncer
Patches con el implante de titanio.

El proceso veterinario de Patches es el primero registrado en Norteamérica. Y de acuerdo con la misma doctora, las posibilidades para animales y humanos, son infinitas: “Lo mejor de todo es que ahora somos capaces de usar esta tecnología en los pacientes animales que tenemos, pero en algún punto también podremos contribuir con información para que pueda aplicarse en humanos”. Esto no quiere decir que la impresión 3D no se haya aplicado en humanos. Sin embargo, se han tratado de procesos más “superficiales” como reconstrucción de mandíbulas, por ejemplo.

Actualmente, Patches lleva seis meses sin cáncer y con el implante 3D.

La ciencia ha avanzado mucho en los últimos años gracias a las investigaciones. Hace un par de días salió la noticia de que un hombre paralítico (como consecuencia de un accidente) en Minnesota pudo volver a caminar gracias a un implante. Los doctores de la Clínica Mayo le implantaron un electrodo en la espalda para estimular los nervios que le quedaban en la columna.

Comentarios